El espejismo de Sant Jordi, Cuenca ahorca sus casas y el Euro-timo

Final de Cuenca 2016

Celebramos el final de Cuenca Negra 2016 y saludamos la edición 2017

El día 23 de abril volvimos a deleitarnos del espejismo de Sant Jordi. Durante el día mágico las masas salieron a la calle y por un momento los editores pensamos que vivimos en una sociedad lectora. La Diada fue espectacular y sin lugar a duda se vendieron miles de libros. Pero llegó el fatídico 24 y volvió la cruda realidad. En España los niveles de lectura siguen descendiendo y con un Sant Jordi al año no es suficiente, pero claro, no podemos celebrar Sant Jordi cada sábado, ¿o sí? Por favor…

En Cuenca Sergio Vera se inventó hace cuatro años el encuentro de las Casas Ahorcadas y así culminaba uno de los mejores club de lectura de novela negra de España. Sergio Vera iluminó Cuenca con un festival por donde han pasado desde Lorenzo Silva a Andreu Martín pasando por Rosa Ribas, Berna González Harbour, Víctor del Árbol, Domingo Villar, Javier Olivares, Álexis Ravelo, Jerónimo Tristante, Antonio Altarriba, Carlos Salem, Juan Ramón Biedma y un sinfín de los mejores autores y autoras del género negro, fantástico, del cómic y guionistas de toda España. Sergio Vera ha puesto a Cuenca en el mapa de la novela negra española, pero la visión de Sergio Vera choca con la ofuscación —para no decir ignorancia— de políticos incapaces de reconocer a Sergio su trabajo y dar continuidad a un festival que acerca la cultura a los conquenses. En fin, ¿por qué nos sorprendemos tanto de los bajos niveles de lectura cuando la política se dedica a torpedearla?

Y no puedo terminar sin hacer referencia al fraude que nos vende Renfe con el Euromed, un tren que en su versión más rápida viaja de Valencia a Barcelona (o viceversa) a una velocidad media de 115 Kilómetros por hora. Creo que va más rápido el Nairobi Express. Esto es un insulto a todos los que vivimos en el corredor mediterráneo, sí, este corredor que ya hace más de 2000 años crearon los fenicios, cartagineses y romanos por una razón muy simple, era la mejor manera de moverse desde la península al resto de Europa. En fin, si las cosas siguen así igual volvemos a los trenes borregueros, al menos en éstos la velocidad del viaje era el menor de tus problemas, ya que el calor, los malos olores y la incomodidad del tren absorbían toda la mala leche.

Lo dicho, del espejismo del Sant Jordi a la ceguera de los que deberían luchar por la cultura en Cuenca, a trenes que crean dudas sobre un país que parece empeñado en poner palos en sus propias ruedas antes de sentarse a pensar entre todos cómo se puede mejorar el futuro.

Nada nuevo en el horizonte,  ¿verdad?

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos, Uncategorized

David Llorente · Madrid:frontera

Alfonso Larrea lo resume de maravilla:” el gran logro de David es comenzar una novela distópica y poner punto y final a una novela negra.”

Alfonso Larrea

Os voy a ahorrar párrafos: dejad de perder el tiempo leyendo esto y leed Madrid:frontera. Es lo mejor que se puede decir de un libro. Es lo que pienso de este libro y de la obra de David Llorente.

     Doscientas cuarenta y seis páginas de historia (solo he dejado sin anotar dieciséis [muchas son]), siete capítulos, cincuenta y cinco escenas, y más de cien personajes. Eso es a lo que la editorial Alrevés le ha puesto portada y le ha solicitado ISBN. Podría ser una novela como cualquier otra, pero es la solución al cambio climático: es el frío de todos los eneros.

     ¿Y el agua de todas las lluvias?

     También.

OTRA VEZ LA MISMA LLUVIA LLORENTIAL

     Madrid solo puede aspirar al cielo, pero nunca nos hemos preguntado a qué cielo. Uno negro, sin sol y donde la lluvia es…

Ver la entrada original 1.128 palabras más

Deja un comentario

16 enero, 2016 · 10:16 am

Vivir… para escribir

… y llegaron los Reyes Magos, y luego se falló el Premio Nadal, y entonces recibimos el mejor de los regalos. Nuestro amigo Víctor del Árbol resultó el ganador del certamen con La víspera de casi todo.
Josep Forment siempre decía que ser escritor es un oficio, y como todos los oficios, los principios son difíciles porque hay que aprenderlo. Lo cierto es que no todos podemos ser soldadores, artistas, informáticos o profesores, y lo mismo ocurre con el oficio de ser escritor. Porque escribir podemos hacerlo todos (o casi todos), pero ser escritor está reservado para unos privilegiados. Víctor es sin lugar a dudas uno de ellos.
No se trata de justicia, ni de recompensas, ni de la chiripa o la confabulación de los astros. Se trata del esfuerzo, la paciencia y el buen hacer de Víctor. Un hombre afable, melancólico a veces, pero generalmente sonriente. Víctor es un amigo que llegó a nuestras vidas a través de otra amistad, la de Jordi Canal, que ya hace muchos años que creía en él. Así fue como Josep conoció a Víctor, en una reunión concertada en una terraza de la plaza de la Virreina, donde Josep tenía su segunda oficina. El resto es historia, una historia con baches, desencuentros y frustraciones, pero sobre todo repleta de alegrías, momentos enigmáticos, ilusión y paciencia. El buen hacer me gustaría pensar que siempre tiene su recompensa, y en esta ocasión lo ha tenido.
Sólo nos queda por darle a Víctor la enhorabuena, y desear que siga escribiendo con ilusión y nos regale a nosotros, afortunados lectores, más historias que nos descubran la miseria y la bondad humana, que nos hablen de la memoria (y la desmemoria), la venganza y la vida.

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos, Uncategorized

Sin miedo a escribir con estilo propio y sin intimidarse por lo foráneo

Llegamos al final del 2015. Un año que, por qué engañarnos, no ha sido fácil, pero que también nos ha dado muchas alegrías. En mayo Las flores no sangran de Alexis Ravelo ganó el premio a mejor novela negra que otorga el festival de Valencia Negra. Alexis, además, se llevó en la Semana Negra de Gijón el premio SN-BAN! y visitará Argentina el próximo agosto. Y cómo no, hay que celebrar el Memorial Silverio Cañada obtenido por David Llorente y su magnífica novela Te quiero porque me das de comer también durante el festival gijonense. Y para redondear el año, cerramos el ciclo con la satisfacción de editar a Juan Tallón (Fin de poema) y a Juan Bas (Pájaros quemados). Todo un lujo para nuestra pequeña gran editorial poder contar con autores de la talla de Tallón y Bas en nuestro catálogo.

PájarosQuemadosBAJAFindepoema_BAJA

Pero ahora que termina el 2015 no puedo dejar de pensar en la excelente parrilla que tenemos preparada para 2016. Sin lugar a duda, y lo decimos con toda la humildad del mundo, una programación que creemos es representativa de los mejores escritores en español de hoy. Incluye algunos consagrados y cómo no, autores que estamos convencidos están llamados a formar parte de una espectacular nueva generación. Autores sin miedo a escribir con un estilo propio, que no se intimidan por lo foráneo, y que no dejan de sorprendernos con cada nuevo manuscrito que afortunadamente nos hacen llegar. Somos gente afortunada los alrevesianos.

Madrid_frontera_baixaEn enero del 2016 vuelve Llorente con Madrid:frontera, una novela que plasma todo lo que somos, todo lo que podemos llegar a ser y todo lo que no queremos pero desafortunadamente podemos llegar a convertirnos un día. Todos somos Madrid:frontera, cuando lo leáis sabréis por qué os lo digo. Llorente vuelve con nuevas estructuras, nuevas formas narrativas y mensajes más que poderosos. Cuidado, estimado lector, que no seas tú el próximo Igi W. Manchester.

Estanochemorire_BajaEnero también incluye la edición de Esta noche moriré del gran Fernando Marías. Es así como Marías y Alrevés quieren celebrar el XX aniversario de la primera edición de esta maravilla que debería ser lectura obligatoria.

Para febrero los amantes de Tiki Mercado podréis disfrutar de una nueva entrega de este genial Mosso y ex-Mosso de Esquadra. Josep Camps reta más que nunca a Tiki en Rezos de vergüenza, ya que no sólo tendrá que superar sus propios demonios, también deberá luchar contra algunos poderosos santos.

icono_desterro_1En marzo todo el equipo de Alrevés estamos ilusionados con la incorporación de Manuel Barea a nuestro catálogo con una novela que el mismísimo Jim Thompson (si Barea le diera permiso) firmaría como suya. Desterro, como su nombre indica, es un lugar donde quizá no queremos ir, pero a veces no nos queda más remedio que arribar. Entrar es relativamente sencillo, salir es otra historia. Barea es de la generación de autores que no le temen a nada, y con un lenguaje y estilo propio te tensa todos los nervios mientras te ahondas en sus líneas.

Y no puedo dejar de mencionar también que en 2016 reeditaremos la primera novela de Víctor del Árbol, El peso de los muertos, la obra del genial Víctor dónde quizá empezó todo.

En fin, en 2016 también tendremos la oportunidad de reencontrarnos con Gonzalo Garrido que vuelve a la carga en Bilbao, con Carlos Bassas y su entrañable Herodoto Corominas, y con Jordi Ledesma que nos ha cautivado con su última novela, entre otros. Y en mayo lanzaremos una antología de relatos negro-pornográficos dirigida por Juan Ramón Biedma que estamos seguro dará mucho de que hablar y que incluye autores como Fallarás, Salem, Luján, Marías, Zanón, Llorente, Barea, Glez y hasta trece, pero el resto los dejo para más adelante. Y como siempre, habrá sorpresas en el camino. Muchas sorpresas.

Felices fiestas, felices lecturas, y hasta muy pronto.

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos

¿Si compramos libros por su contenedor, realmente leemos los contenidos?

Findepoema_BAJA¿Por qué compramos libros? ¿Por qué compráis libros? Esa fue la pregunta que nos hicimos Carlos Pujol, nuestro director editorial, y yo anoche.

Alrevés siempre ha editado libros basándose en la búsqueda, captura y publicación de contenidos que creemos tienen un interés, por alguna razón u otra, para el público lector. Siempre hemos pensado que la originalidad de los textos, la calidad de los mismos y su trascendencia son la clave para captivar a los lectores. En definitiva, en Alrevés hemos sido firmes creyentes en que el contenido, y no el contenedor, es lo que el lector busca en los libros.

Sin embargo, nuestra larga experiencia nos dice que a día de hoy puede que sea el contenedor, (su forma, originalidad, diseño y vistosidad), un elemento clave a la hora de que el lector decida o no comprar un libro. ¿Significa eso que el lector ahora prefiere el contenedor al contenido? ¿Implica esto que quizá el lector ya no es tan lector? Es decir, ¿si compramos libros por su contenedor, realmente leemos los contenidos? Esta pregunta realmente no la podemos responder sin un estudio minucioso. Pero tanto para Carlos Pujol como para mi, tener en cuenta el contenedor a la hora de comprar un libro nos resulta sorprendente y por qué no decirlo, también preocupante.

Es obvio que Alrevés no puede dejar de tener en cuenta esta tendencia, pero estamos convencidos que es más importante que mantengamos nuestros principios. Nuestro proyecto está basado en la búsqueda de talentos que lo demuestran a través de sus textos y las ideas que éstos transmiten, como hemos mencionado inicialmente. Y aunque los contenedores puedan mejorar, serán siempre los contenidos los que regirán nuestra política editorial, porque así se lo merecen los verdaderos lectores, o eso creemos nosotros.

Y hablando de talentos, no puedo dejar de mencionar la última novedad de Alrevés. Fin de poema, de Juan Tallón. Una pequeña joya que a través de las últimas horas de vida de cuatro poetas (Cesare Pavese, Alejandra Pizarnik, Anne Sexton y Gabriel Ferrate) ilumina sus vidas y la lucha con su propia existencia.

4 comentarios

Archivado bajo para seguir despiertos

El primer Sant Jordi sin Josep Forment

Roger Clanchet, Gonzalo Garrido, Gregori Dolz, Carlos Pujol y Víctor del Árbol. Delante y agachado, Josep Forment

Roger Clanchet, Gonzalo Garrido, Gregori Dolz, Carlos Pujol y Víctor del Árbol. Delante y agachado, Josep Forment durante el Sant Jordi de 2013.

Hace un año, al terminar la diada de Sant Jordi, alrededor de las 20:00 horas, nos llegó la noticia que nuestro libro, Después de despedirme, Pepe Rubianes inédito, había terminado entre los cinco títulos más vendidos de no-ficción en castellano. Recuerdo como si fuera hace un rato como nos miramos a la cara Josep Forment y yo, y como esa mirada se tradujo en un abrazo fuerte, largo y sentido.

Josep y yo compartimos muchos Sant Jordis, pero en 2014 se conjuraron los astros para recompensarnos por años de trabajo juntos. No hace falta que diga que fue un momento mágico, especial y compartido por todo el equipo de Alrevés.

Josep se lleva todo el crédito. Nunca se hubiera editado un libro que hiciera tanta justicia al talento de Pepe Rubianes si no fuera por la tozudez y obstinación de Josep. Leyó prácticamente todo lo que había escrito Rubianes y poco a poco, junto con Carmen Rubianes y todo el equipo Alrevés fuimos componiendo un libro magistral y que creemos refleja el increíble talento, no sólo humorístico, pero también poético, crítico y narrativo del más grande de los galaico-catalanes que nunca ha existido.

En 2014 Josep se fue con Pepe Rubianes, y este año afrontamos el Sant Jordi sin la presencia de nuestro editor, amigo y la grandísima persona que era Josep. Lo haremos con la cabeza alta, porque así lo hubiera querido él, pero estoy seguro que en algún momento u otro, su recuerdo, su sonrisa, su sarcasmo y como no su sabiduría, a todos nos vendrá a la memoria.

Sí tenemos derecho a llorarle, sonreírle y la obligación de recordarle.

Una abraçada molt gran Josep, t’anyoro.

gori

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos

Muchas editoriales… ¿suficientes editores?

El mundo editorial ya sabemos todos que vive en una eterna crisis. La actual, sin embargo, está constatada por un desplome monumental de las ventas. En cualquier clase de economía explican que a menos demanda, la oferta tarde o temprano también sufre un descenso. Sin embargo, en el sector editorial las leyes de la economía no son válidas. Es más, son erróneas.

Porque la respuesta de nuestro querido mundo del libro a menos demanda ha sido la de crear cada vez más editoriales. Cierto es que han caído las tiradas, y hasta quizá el número de novedades es menor, pero cada vez hay más editoriales a pesar de que cada vez hay menos lectores y ventas.

La pregunta es: ¿Hay en nuestro país suficientes editores para tantas editoriales? Porque el más imprescindible en una editorial, el que no puede no estar, es el editor o editora. Sin esta figura, una editorial es una falacia.

El problema quizá se encuentra en que no hace falta ningún carnet, ni superar un examen, o asistir a ninguna facultad para autodenominarse editor. Y a día de hoy, montar una editorial es relativamente fácil, y gracias a la imprenta digital, imprimir tiradas relativamente cortas es cada vez más permisible. En fin, que cualquiera puede montar una editorial. ¡Hasta nosotros pudimos!

Vuelvo a hacer la pregunta: ¿Hay en nuestro país suficientes editores para tantas editoriales? Es una pregunta que se hacen también muchos colegas y libreros, no solamente yo.

Yo cargo con el título de editor, pero los que me conocen saben que siempre digo que soy el Publisher de Alrevés. Para ser editor me falta mucho recorrido.

Es bueno, claro que sí, que existan muchas editoriales, pero tienen que tener una base sólida, y no hablo del aspecto económico. Los lectores, los pocos que nos quedan, merecen que las editoriales cuenten con profesionales (editores y editoras) que entiendan qué publican, por qué lo publican y para quién lo publican.

3 comentarios

Archivado bajo para seguir despiertos

MДИOS SUCIДS

ManosSucias_ALTALas actuales políticas energéticas de nuestro país se parecen demasiado a las del siglo pasado, y la realidad es que estamos en el siglo XXI (lo digo por si algún político despistado aún no se ha enterado). El esfuerzo, no sólo en nuestras fronteras, pero en todo el mundo, debería ser el de encontrar alternativas eficientes y limpias para generar energía. El petróleo es efímero, y además, es una fuente energética que a mayor velocidad de la que nos imaginamos está matando nuestro medio ambiente; Sino que se lo pregunten a los ciudadanos de cualquier área metropolitana, donde respiramos cada día un aire más envenenado.

Pero encontrar energías alternativas es costoso. Ahí el problema, vivimos en un país que recorta en investigación y promueve proyectos como la plataforma Castor sin un estudio decente, o perforar en la costa Canaria, aunque con ello al final se pierdan miles de millones de euros. ¿Pero qué demonios es eso de la investigación, verdad? Para qué investigar y liderar nuevas fuentes de energía cuando podemos conceder (sin saber muy bien cómo y seguro que con muchas comisiones que cuando se descubran ya habrán prescrito) licencias millonarias a los cada vez más millonarios empresarios.

Para acabar de adobarlo, estas políticas se llevan a cabo sin tener en cuenta la opinión pública. Es más, prohibiendo su opinión y negando los derechos a los ciudadanos a ser quién decidan. Y se llevan a cabo, además, sin importar si estas actividades pueden a corto, medio, o largo plazo afectar el medioambiente o el bienestar de las personas que viven en sus alrededores.

La realidad es que estamos a la merced de unos gobernantes que silencian a sus ciudadanos y que en despachos malolientes se reparten la riqueza de todos a costa de todos. Y sí, no todos los políticos están manchados, ni son la mayoría, lo sé. Pero los que deciden, o los que están detrás de los que deciden, sí están confabulados con políticas que ayudan a los ricos a ser cada vez más ricos para que puedan lucir sus yates con esloras cada vez más largas y sus viviendas cada día más ostentosas.

No podemos, no debemos, está prohibido mirar hacia otro lado. Hay que denunciarlas. Si apartamos la vista, los corruptos tendrán el camino aún más despejado para seguir robando y encima lo harán con total impunidad.

Casualidad, o no, la última novela de Carlos Quílez, MДИOS SUCIДS, denuncia entre otras cómo se adjudica a una petrolera un yacimiento de petróleo gracias al consentimiento y ayuda de aquellos que con sus manos sucias, nos ensucian a todos.

No es Canarias, pero lo podría ser, porque estas asquerosas manos sucias actúan con demasiada impunidad allí donde quieran, no tienen fronteras. Hoy quizá no te afecte a ti, pero de alguna manera u otra, si no hacemos algo, algún día serás la víctima.

Por esto y muchas otras razones, que llenarían una enciclopedia, yo digo también:

#NoAlasProspeccionesenCanarias

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos

¿Cara o Cruz?

Adobe Photoshop PDFMe dijo una vez un autor que la razón por la que su libro no había vendido como se merecía era debido a la decisión del editor a cambiar el título que él había propuesto. Yo me pregunté si la razón detrás de las bajas ventas no podría encontrarse en que el libro no hubiera gustado al público. En cualquier caso, tanto entonces como ahora estoy convencido de que el título de una novela no es el aspecto más importante para vender más o menos ejemplares. El contenido es la clave, no nos engañemos.

Pero lo cierto es que a menudo los editores nos encontramos con un gran dilema (uno de muchos, sea dicho de paso): ¿qué título poner a un libro?

Algunos autores vienen con un título que ellos mismos nos anuncian es indiscutible. En estas ocasiones leemos el título mil veces hasta que nosotros también estamos convencidos. Pero en otras, debido a nuestro estupor, tomamos la decisión de proponer alternativas. Intentamos razonar con el autor; ilusos nosotros, ¿verdad?

Sin embargo, el dilema del título de una novela no acaba con el autor, el mayor problema muy a menudo es interno, y es que ni nosotros nos ponemos de acuerdo en qué título adjudicar a una novela. Es algo que a veces puede ser difícil de gestionar.

ManosSucias_ALTAEn el último comité, surgió un empate técnico y total en qué título adjudicar a una obra. Parecía un conflicto laboral, y es que argumentos tenían las dos partes. En definitiva, un conundrum, palabra inglesa que describe esta circunstancia perfectamente. Y fue entonces cuando a “alguien” se le ocurrió la magnífica idea: ¿por qué no lo decidimos a cara o cruz?

Títulos, portadas, formatos, diseños… todos son importantes, muy importantes. Pero lo verdaderamente importante, lo vuelvo a repetir, es el contenido.

Y hablando de contenidos, hoy en el blog las portadas de nuestras últimas novedades de este año. El patio inglés (ya en librerías), de Gonzalo Garrido, es un cambio de registro del autor de Las flores de Baudelaire. Una obra valiente que aborda la relación de un padre con su hijo tras ver sus progenitores cómo el joven salta al vacío desde un tercer piso.

Finalmente, en noviembre vuelve Carlos Quílez, esta vez con Manos Sucias. En esta ocasión el título lo dice todo, pero las sorpresas del contenido son dignas de juzgado de guardia. La corrupción en España está más extendida de lo que te imaginas, si no me crees lee Manos Sucias.

2 comentarios

Archivado bajo para seguir despiertos

Tras ganar el Hammett, un otoño repleto de novedades

estrategiapequinesBAJA_TerceraEdiciónLa novela negra de Editorial Alrevés, y nuestro empeño en dar a conocer autores que escriben en nuestro idioma, se vio recompensada este verano cuando La estrategia del pequinés, de Alexis Ravelo, ganó el premio Dashiell Hammett de novela negra que se entrega durante la Semana Negra de Gijón.
Para todo el equipo Alrevés, ganar un premio Hammett es un orgullo, y seguiremos trabajando con nuestros autores con la esperanza de que éste no sea el último. Pero más importante, queremos felicitar a Alexis Ravelo, un autor que estamos convencidos dará mucho de qué hablar en años venideros, y me gustaría destacar que estamos seguros que no lo hará solamente en el ámbito de la novela negra.
¡Felicidades compañero!
Para este otoño, tenemos preparados lanzamientos que combinan todas nuestras colecciones.
En No-Ficción este setiembre editamos la que seguramente es la biografía y ensayo más exhaustivo sobre “la vidas” y la obra de John Fante. Escrito durante más de diez años por Eduardo Margaretto, este ensayo se lee como una novela y ayuda al lector a entender, entre otras cosas, los orígenes de este autor cuya obra ha creado un corriente de “fantianos”. Si Fante es parte de tu biblioteca, no puedes perderte esta obra: John Fante, vidas y obra.
Claudio Cerdán cambia ligeramente de registro y se adentra en la narrativa con La revolución secreta, una novela que traslada al lector en la Siberia más fría durante los últimos días de la revolución Rusa. En un contexto de extrema precariedad, aparecen degollados y descuartizados civiles y soldados tanto del ejército Rojo como el ejército Blanco que pugnan sus últimas batallas. La aparición de un misterioso personaje llamado “el Maestro” será clave para entender el origen de estos espeluznantes crímenes.
La colección Literaria sigue creciendo con la edición del número 5 y 6 de la colección. Miguel Herráez, nuestro experto en Julio Cortázar y autor de Julio Cortázar, una biografía revisada y Dos ciudades en Julio Cortázar, esta vez nos ilumina con una novela que especula acerca de los vaivenes de las ideologías y sobre la energía que las impulsa. La vida celular empieza cuando un psicólogo y profesor recibe una llamada de un antiguo compañero de la lucha antifranquista de los últimos años de la dictadura.
Gonzalo Garrido hace también un salto. Tras el tremendo éxito de Las flores de Baudelaire (finalista del Silverio Cañadas durante la Semana de Gijón del 2013), este octubre presenta El patio inglés dentro de la colección literaria. Este relato se suma a la tradición literaria –como Carta al padre, de Kafka o Demian, de Herman Hesse–, donde las relaciones paternofiliales son causa de incomprensión permanente. Una novela que fuerza al lector a reflexionar sobre cómo padres e hijos se enfrontan a su relación.
Y en noviembre vuelve Carlos Quílez con la que en sus palabras será “la gran novela sobre la corrupción en España”. Este nuevo caso de Patricia Bucana se adentra en las entrañas de un país que vive bajo la sospecha de quién está detrás de la corrupción política, judicial, policial y empresarial. Para los amantes de la novela negra Quílez nos brinda una de esas joyas que además de quitarte el aliento te revuelve el estómago sólo de imaginar que todo lo dicho podría ser de alguna u otra forma verdad. ¿El título? Esperaremos un poco antes de anunciarlo, mejor así.
La novela negra en catalán también sigue en su línea ascendente. Crims.cat publica este setiembre dos novedades.
El valenciano Juli Alandes publica con el número 13 (el de la suerte) de la colección La mirada del cocodril. Escrito con un valenciano pulcro y original, Alandes nos presenta dos tramas. La del “cocodril” un francotirador mercenario africano que confiesa sus crímenes, y los disturbios de la Primavera Valenciana, narrados por Miquel O’Malley, miembro de los Mossos d’Esquadra. Más no podemos contar sin desvelar demasiado.
Finalmente, el número 14 de crims.cat: La sang és més dolça que la mel, de Josep Torrent, la novela ganadora del I Premi Memorial Agustí Vehí de Novel·la Negra en Català que convoca la Associació En Negre, Editorial Alrevés/crims.cat, y l’Ajuntament de Tiana. El asesinato de un antiguo guarda de seguridad del Museu Dalí es el punto de partida de una trama ampurdanesa que delita al lector.
Estamos ante un final de año lleno de retos para todo el equipo de Alrevés. Espero que nos acompañéis y por encima de todo, que nuestros libros cumplan vuestras expectativas.

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos