En un mercado de oferta, como el del libro, hay que reinventarse para atraer el lector

Lo prometido es deuda y sí, tengo que explicaros cuál es el antídoto contra la devolución. Pero no en esta tercera entrada del blog.

Hoy quiero dedicarme a hablar de cómo podemos dar a conocer nuestros contenidos al público sin la maquinaria y la financiación que pueda tener un grupo editorial o un sello de cierto calibre. O sea, sin la publicidad en radio y televisión, la adquisición de espacios en grandes puntos de venta y la promoción en medios de la que muchos grupos son beneficiarios.

Como comentaba en mi entrada anterior, la cada vez menos visibilidad de los libros en librerías es otro bache que el editor debe superar. No hay que olvidar que este es un mercado de oferta. Sí, sólo un pequeño y nutrido grupo de autores pueden presumir que su siguiente novela la está esperando el público. La mayoría de novedades son editas sin que nadie (excepto los allegados al autor u autora) esté a la espera de su lectura.

Por lo tanto, en esta feroz batalla, la menor visibilidad de las novedades en librerías, ya sea porque hay menos librerías, o porque no pueden asumir toda la oferta que el sector edita, contribuye a la cada vez más difícil tasca de dar a conocer a un autor u autora.

Cierto es que internet y las nuevas tecnologías nos ofrecen miles de canales de comunicación, pero una vez éstos son utilizados por todos los editores, pierden valor y eficacia.

La realidad es que tenemos que reinventarnos. Pensando Alrevés si cabe. Tenemos que encontrar nuevos métodos de llegar al lector, sobre todo al lector joven, para una vez más resucitar la industria de la lectura.

Hoy he tenido una reunión con una empresa que ofrece una nueva aplicación para crear y anunciar eventos. La aplicación parece novedosa y potente, la cuestión es cómo funcionará para nosotros cuando todo el mundo la utilice. Entonces seguramente perderá parte de su valor comercial para una editorial como Alrevés.

La idea es informar al usuario solamente de aquellos eventos que el usuario ha dicho tener interés, y hacerlo de manera instantánea cuando el usuario en cuestión esté cerca del lugar donde tendrá lugar la actividad. Ingenioso, sin lugar a dudas. Sin embargo, el objetivo no debe ser sólo informar de una actividad, lo importante realmente será poder atraer el usuario con eventos atractivos. Una vez más los editores debemos encontrar la manera de atraer al lector.

Tenemos que encontrar la fórmula para hacer de la lectura y todo lo que lo rodea algo entretenido y novedoso. Sin lectores, no hay industria.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s