Archivo mensual: diciembre 2011

En 2012 continuaremos defendiendo los autores españoles, en castellano y en catalán

Para terminar el año, una entrada para presentaros lo que se avecina en Alrevés para el inicio de 2012
Empezamos con novedades tempraneras. En enero lanzamos la colección de novela negra en catalán crims.cat con los dos primeros volúmenes. Con una web, un manifiesto, un diseño, portadas innovadores y autores de gran calidad, esperamos poder crear un espacio que ofrezca una oportunidad a los escritores y lectores de este género en catalán.
En febrero llega El día menos pensado, una historia apasionante sobre el alzhéimer, que acompañamos con El despertar del sol, un libro para todos aquellos que quieran reinventarse. Celebraremos el febrero con Alquimia fría, firmado por Leo Coyote y J.Mª Gotarda. Aquí encontraréis historias y las mejores recetas del Dry Martini, todo con muchas ilustraciones.
En marzo Narcolepsia, de Jordi Ledesma, os maravillará con la vida de un joven barcelonés que poco a poco se convierte en un traficante de drogas clave en la distribución mundial de la cocaína. Para los amantes de Luís Gutiérrez Malunda y la novela negra, llega la segunda entrega del detective Atila. Lleno de humor negro e ironía, Malunda no defraudará a sus lectores. El café de la luna nos adentra en la vida de un grupo de personas que buscan su lugar en un mundo. Y cerraremos el trimestre con crims.cat 2.0, otra nueva antología de relatos negros en catalán que demuestra que aquí también hay novela negra de primer orden.
Con mucha ilusión, Alrevés sigue adelante con un proyecto y un gran lema: aquí, en nuestro país, en castellano y en catalán, hay autores que merecen un sello que les defienda, que apueste por ellos, y que no se rinda. Feliz año y felices lecturas.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¿Existe realmente un mercado para los libros en español en Estados Unidos?

Editorial Alrevés firmó ayer en Chicago un contrato de distribución para nuestros libros en español en Estados Unidos con Independent Publishers Group (IPG). ¿Pero realmente existe un mercado para estos libros en Estados Unidos? La respuesta es sí, pero por razones varias, y en algún caso, distintas a las que uno pueda imaginar.
La demanda de libros (en cualquier formato existente) en español en Estados Unidos no se debe tanto a una creciente masa lectora de hispanos, que también la hay, pero sobre todo se debe a la escasez histórica de literatura escrita en castellano en ese país.
Es decir, el español es el idioma más estudiado en las universidades e institutos norteamericanos desde hace casi dos décadas, sin embargo la mayoría de las bibliotecas de los institutos y universidades aún tienen un número de títulos en francés, alemán o hasta en italiano mayor que en español. Lo mismo ocurre en bibliotecas públicas locales, estatales y federales y en instituciones privadas.
La brecha es cada vez menor, pero aún queda mucho recorrido, y por ende los libros en español tienen en Estados Unidos un mercado no sólo en pleno crecimiento, pero sobre todo muy serio, bien organizado y capacitado para absorber un gran número de ejemplares.
En cuanto al género, me quedó muy claro durante la reunión con IPG que la no-ficción y el ensayo son los que más venden, ya que son este tipo de títulos los que más buscan las bibliotecas e instituciones que he mencionado anteriormente.
En cuanto a la venta directa a lectores en librerías, el crecimiento personal y los libros relacionados con la salud y el bienestar son los que tienen más éxito en castellano. Esto es algo que tampoco me sorprendió teniendo en cuenta que el perfil del lector hispano en Estados Unidos es similar al centroamericano. Consecuentemente, la novela negra y la ficción en castellano serán los géneros más difíciles de introducir. Añadiré que lo mismo ocurre en España, donde una novela si no vende de inmediato tiene los días contados.
En definitiva, firmamos el contrato y nos disponemos a penetrar este mercado, aunque deberemos ser muy pacientes. Nuestros libros no estarán en Estados Unidos hasta el 2013 porque en IPG ya trabajan en el catálogo de finales del 2012 y nosotros ya no estamos a tiempo de entrar. Así de planificado es el mercado estadounidense.

3 comentarios

Archivado bajo para seguir despiertos