Archivo mensual: febrero 2012

¿Cómo nace una colección?

Deben existir múltiples razones por las que los editores creamos colecciones. Yo voy a intentar sintetizar por qué en Alrevés hemos creado la colección de novela negra en catalán crims.cat.
Hace ahora casi dos años conocimos a Álex Martín gracias a Jordi Canal, el director de la Biblioteca la Bóbila. En aquella época, Álex estaba trabajando con Sebastià Bennasar en una antología de relatos negros escritos en catalán, aunque por aquel entonces aún no tenían editor.
Nos presentó el proyecto y tras leer los 17 relatos no dudamos ni un momento en que la antología debía publicarse. Todos los relatos cumplían con los estándares de Alrevés, y algunos son sencillamente una maravilla. La edición de Crims.cat, collita de narradors del gènere negre en català fue sin saberlo nosotros, el primer paso para la creación de la colección crims.cat.
La antología, por muchos factores que no vienen al caso, tuvo muy buenas críticas, pero una repercusión entre los lectores muy reducida. Lo dicho, no vamos a entrar en el por qué.
Pero nuestra aventura con Álex Martín y con Jordi Canal continuó al decidir la editorial que editaríamos su ensayo/estudio sobre La cua de palla, sin lugar a dudas la mejor colección de novela negra nunca publicada en España. Fue por entonces, cuando La cua de palla, retrat en groc i negre empezaba a tomar forma (hará ahora un año), que nos dimos cuenta de que quizás era el momento de crear una nueva colección que –salvando las distancias—pudiera retomar el gran trabajo que llevaron a cabo Manuel de Pedrolo y Xavier Coma como directores de La cua de palla.
Ilusión no nos faltaba. Repentinamente vimos que existía un nicho que por alguna razón los editores catalanes no estaban explotando, o si más no lo hacían poco. Y es que curiosamente en el momento de mayor auge de la novela negra a nivel mundial, el catalán sólo contaba con La Negra, una colección que en su momento tuvo cierta repercusión pero que recientemente divaga en sus contenidos y objetivos.
¿Por qué no había una colección de novela negra en catalán que defendiera los autores de este género en este idioma? Esa fue la gran pregunta.
El dilema: ¿Cómo responder a esta incógnita?
La respuesta fue más sencilla de encontrar de lo pensábamos. Durante dos meses empezamos a sondear los autores del género, la gente involucrada con novela negra y sobre todo, los libreros. La respuesta fue prácticamente unánime. No sólo era una buena idea, sino que hacía falta una colección de este género en catalán y que sobre todo defendiera a los autores de aquí.
Sin darnos cuenta habíamos empezado crims.cat. Con la decisión tomada decidimos que el artífice del proyecto, Àlex Martín, debería liderar el proyecto como director.
El resto es historia, ya que finalmente crims.cat con sus dos primeros números ya está en las librerías, y de momento me gustaría pensar y decir que fue un gran acierto.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos