Archivo mensual: julio 2013

La Semana Negra de Gijón promete continuidad

Las flores de Baudelaire 3ª EdiciónTerminó la Semana Negra de Gijón: autores, editores, libreros, periodistas, lectores y, muy importante, también blogeros y apasionados del género, nos dimos cita en Asturias; una vorágine de amantes de la novela negra disfrutando de la convivencia absoluta; una experiencia única, incomparable y valedora de su reputación.
Las percepciones siempre son complejas y nunca realmente coincidimos: Sin embargo, a pesar de los recortes económicos y las circunstancias adversas, Gijón y su Semana continúan, a mi parecer, representando lo mejor del espíritu de ese género que llamamos negro y que nadie realmente sabe cómo definir. La oscuridad del negro jamás permitirá percibir cuál es la realidad y dónde está la ficción.
Taibo ya no está al frente, pero asistió como invitado y con él pudimos compartir algún intercambio de pareceres; en este género no coincidimos ni con los gurús. Tanto negro impide afortunadamente distinguir lo real de lo surrealista; es la ambigüedad la que garantiza la continuidad del género y me atrevo a decir su razón de existir. En el mundo generalmente no hay malos y buenos, sólo desafortunados, víctimas y verdugos.
Nos vamos de Gijón convencidos que existe una nueva generación de autores que escriben en castellano que merecen nuestra atención, como editores, claro está, pero sobre todo como lectores: Luján, Ravelo, de los Santos, Sipán, Hernández, Saccomanno, del Árbol, Calvo, del Valle, Arretxe, Garrido, Convertini y muchos más que seguro olvido.
El nuevo equipo de Gijón ha demostrado su capacidad para mantener el listón alto. Seguro que en el 2014 Gijón volverá a reunir a todos aquellos que amamos el género negro, y deseamos compartir una vez más las discrepancias. Quizás en el 2014 llegaremos a una conclusión certera de qué demonios es la Novela Negra, aunque lo dudo.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo para seguir despiertos

¡Nos vamos a Gijón!

Adobe Photoshop PDFCon seis autores invitados a la Semana Negra de Gijón, y dos libros finalistas en los premios entregados por el certamen, no nos queda otra que trasladar Alrevés a Asturias, aunque sea unos días.
Los editores tenemos que creer necesariamente en lo que hacemos y en por qué lo hacemos. Debemos confiar ciegamente en nuestros autores y sus obras, y poner todo nuestro empeño en que los libros lleguen al público.
Las críticas en los medios, las opiniones de lectores y bloggers que nos hacen llegar a través de las redes sociales y las conversaciones con los libreros, nos ayudan a calibrar si hacemos las cosas razonablemente bien. Pero el mayor de los reconocimientos es el de los lectores.
Para llegar a los lectores, a veces es muy útil el reconocimiento de las personas que mejor conocen un género, como puede ser el género negro.
En 2013, nuestro cuarto año de vida, celebramos por todo lo alto que la Semana Negra de Gijón ha invitado a todos y cada uno de los autores que han publicado una novela negra con Alrevés durante el último año. Es un privilegio inmenso que reciban el reconocimiento que se merecen, y más si se trata de la Semana Negra.
Cerdos y Gallinas de Carlos Quílez optará al Premio Hammett y Las flores de Baudelaire, de Gonzalo Garrido, al Memorial Silverio Cañada. A ellos los acompañarán Susana Hernández (Contra las cuerdas), Víctor del Árbol (Respirar por la herida), Alexis Ravelo (La estrategia del pequinés) y Luis Gutiérrez Maluenda (La fiesta). Y a los autores, desde Alrevés los acompañaremos Josep Forment, Ilya Pérdigo y un servidor.
Lo dicho, nos vamos a Gijón a celebrar que la novela negra española disfruta de un gran momento de salud. Esta vez no solamente lo decimos nosotros, la Semana Negra de Gijón opina igual.

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos