¿Si compramos libros por su contenedor, realmente leemos los contenidos?

Findepoema_BAJA¿Por qué compramos libros? ¿Por qué compráis libros? Esa fue la pregunta que nos hicimos Carlos Pujol, nuestro director editorial, y yo anoche.

Alrevés siempre ha editado libros basándose en la búsqueda, captura y publicación de contenidos que creemos tienen un interés, por alguna razón u otra, para el público lector. Siempre hemos pensado que la originalidad de los textos, la calidad de los mismos y su trascendencia son la clave para captivar a los lectores. En definitiva, en Alrevés hemos sido firmes creyentes en que el contenido, y no el contenedor, es lo que el lector busca en los libros.

Sin embargo, nuestra larga experiencia nos dice que a día de hoy puede que sea el contenedor, (su forma, originalidad, diseño y vistosidad), un elemento clave a la hora de que el lector decida o no comprar un libro. ¿Significa eso que el lector ahora prefiere el contenedor al contenido? ¿Implica esto que quizá el lector ya no es tan lector? Es decir, ¿si compramos libros por su contenedor, realmente leemos los contenidos? Esta pregunta realmente no la podemos responder sin un estudio minucioso. Pero tanto para Carlos Pujol como para mi, tener en cuenta el contenedor a la hora de comprar un libro nos resulta sorprendente y por qué no decirlo, también preocupante.

Es obvio que Alrevés no puede dejar de tener en cuenta esta tendencia, pero estamos convencidos que es más importante que mantengamos nuestros principios. Nuestro proyecto está basado en la búsqueda de talentos que lo demuestran a través de sus textos y las ideas que éstos transmiten, como hemos mencionado inicialmente. Y aunque los contenedores puedan mejorar, serán siempre los contenidos los que regirán nuestra política editorial, porque así se lo merecen los verdaderos lectores, o eso creemos nosotros.

Y hablando de talentos, no puedo dejar de mencionar la última novedad de Alrevés. Fin de poema, de Juan Tallón. Una pequeña joya que a través de las últimas horas de vida de cuatro poetas (Cesare Pavese, Alejandra Pizarnik, Anne Sexton y Gabriel Ferrate) ilumina sus vidas y la lucha con su propia existencia.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo para seguir despiertos

4 Respuestas a “¿Si compramos libros por su contenedor, realmente leemos los contenidos?

  1. PERE SUREDA

    El ‘continente’ es fundamental para tener visibilidad en las librerías y marcar un ‘estilo’ de edición. Pero los lectores no son tontos, compran lo que creen que quieren leer. Y lo empizan a leer, a veces lo finalizan otras no.

    • gregorieditor

      Pere, estoy de acuerdo que es necesario un ‘continente’ para todos los libros y editoriales y que sirve para marcar estilo de edición. Pero creo que estamos de acuerdo, o quizá no, que existen muchos editores que le dan más valor al ‘continente’ que al contenido porque sus libros van dirigidos a un público que quizá no sea tan lector, sino que es un público coleccionista y exhibicionista. En cualquier caso, es una humilde opinión, y en ningún caso serán siempre ciertas mis palabras. Navona hace un trabajo excelente en buscar contenidos y los viste de maravilla; lo mismo me gustaría pensar de Alrevés, si más no en cuanto a contenidos. Pero sí creo que se edita demasiado, y el ‘continente’ en muchas ocasiones sirve para disfrazar la deficiencia del contenido.

  2. El lector habitual no se dejará llevar por el continente, sino por el contenido, porque lo que busca es el texto. Sin embargo, un lector ocasional con seguridad lo hará por el continente y de allí que haya una especie de “guerra visual” en las librerías.
    En mi caso, si compro un libro impreso, además de la calidad de la obra, quiero que posea cierta calidad exterior y por eso compro el libro en versión impresa; caso contrario, lo hago en digital, por practicidad y porque el “envoltorio” me da igual.

    • gregorieditor

      Marina, estoy de acuerdo contigo. Sin embargo, hay mercados (el español es uno de ellos), donde el envoltorio tienen una relevancia exagerada a la hora de vender libros. En otros mercados, como el francés, no hace falta ni solapas en los libros para vender miles de ellos, ya que hay lectores que buscan textos, no envoltorios. Hablo de narrativa pura y dura, ya sea en ficción y no ficción.
      Por otro lado, comparto tu adherencia al digital, y creo que el sector del bolsillo en España, cuyas ventas han tenido un descenso importante en los últimos años, demuestra que poco a poco el lector va cambiando sus hábitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s