Entonces llegó Sant Jordi del 2020, y todos nos quedamos en casa.

La muerte nos persigue,

¿verdad Charlie?

No tiene piedad de nadie,

aunque le importa nuestra edad.

Este Sant Jordi es ausente,

sin ti, ni Josep, ni el público.

¿Avanzamos o retrocedemos?

Sólo lo sabré cuando

nos volvamos a reunir.

96678750-640e-4bc1-9d74-eaed07d71122

Gracias Carlos, por nunca juzgarme por mi ignorancia, por no delatar mi estupidez. Gracias por ser tan humilde e ignorar mis carencias y darme siempre esa fuerza tuya. Tu bondad y generosidad eran infinitas. Los que nos quedamos con tu recuerdo no lo podremos olvidar.

Muchos hemos sido los beneficiados de tu sabiduría siempre tan humilde y de tu discreción. Esa era tu naturaleza, algo poco habitual en la sociedad de hoy. Eras generoso hasta hartar.

Me quedo con las horas compartidas, las peleas y los abrazos y todo lo que ocurrió. Me quedo con la memoria de mi amigo.

Love you always y feliz Sant Jordi, aunque este año no exista.

gori

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s