Archivo de la etiqueta: autores

Ciertamente, señor Wylie, es doloroso defender a Amazon, pero…

Novedades Novela Negra Noviembre

Nuestras novedades de Novela Negra para Noviembre

El todopoderoso agente literario norteamericano Andrew Wylie, también conocido como “el Chacal”, animaba a los editores en un artículo esta semana a no vender libros en Amazon si no estaban contentos con los términos ofrecidos.

Sin embargo, Wylie obvia una pregunta que me hacen muy a menudo los autores de nuestra casa e imagino que a muchos otros editores: ¿Si alguien me pregunta dónde encontrará mi libro, qué les digo?

Yo le he dado muchas vueltas a esta pregunta en los últimos cuatro años, y he llegado a la conclusión que donde cualquier persona tiene más garantías de encontrar un libro editado por Editorial Alrevés a día de hoy es en Amazon. En grandes superficies y en muchas librerías independientes con o sin plataforma para la venta online, también es posible que los puedan encontrar, pero seguramente no lo tendrán en stock y muy posiblemente tarden más en enviar el ejemplar deseado.

Es triste, pero esta es la realidad.

Ciertamente, señor Wylie, es doloroso defender a Amazon, pero lo es más que nuestros posibles lectores nunca encuentren nuestros libros.

El sector del libro ha alcanzado un estado de locura incomprensible. Más que nunca, la sobreproducción que resulta de ser un mercado de oferta (no de demanda), ha creado una devolución que supera ampliamente el 50% de los libros editados. Es decir, se destruyen más libros al final del año de los que se venden, especialmente de narrativa.

Wylie también obvia que para mega editoriales el sistema de distribución actual ya les funciona a pesar de ser de una ineficacia que haría temblar cualquier ejecutivo de cualquier otra industria. A fin de cuentas, si eres Random House o Planeta, tus libros siempre, aunque sea por un corto plazo, estarán en casi todos los puntos de venta: tendrán su oportunidad, o algo parecido.

Para los pequeños editores y aquellos que hemos nacido en los últimos cuatro o cinco años, esa es una premisa inexistente. Que Wylie diga a los editores que retiren sus contenidos de Amazon es como decirles a docenas de editoriales que renuncien a un canal de venta que cada día tiene más peso.

En un sistema de distribución idéntico al de hace 75 años, la industria editorial no deja de ser cada año más ineficiente. Basada en la oferta, los editores imprimimos cantidades de libros que sabemos que prácticamente seguro no venderemos. Pero con la falsa aspiración a estar en todos los puntos de venta y tener un best-seller nos auto engañamos. Así, para poder colocar en el punto de venta 1000 ejemplares, muchos editores en España tienen que editar 2000 o ¡en ocasiones 2500 libros! Ya nos gustaría a los editores de nuestra envergadura que nuestros potenciales lectores pudieran encontrar todos nuestros libros en todas las librerías, pero esto a día de hoy ya no ocurre.

El nuevo mundo digital abre un camino distinto, y no hablo sólo del eBook, sino de la posibilidad de vender a través de portales que nos ayuden a limitar las tiradas y a gestionar mejor nuestros recursos.

El señor Wylie, como es comprensible, habla desde el pedestal, la cumbre del mundo editorial, y olvida la dificultad de darse a conocer para editores y autores que no pertenecemos a su privilegiado mundo.

De acuerdo, señor Wylie, quizá Amazon es un todopoderoso que quiere mal al autor, al lector, al librero y al editor; podríamos estar de acuerdo. Pero tiene usted alguna respuesta a la pregunta que me hacen mis autores: ¿Dónde pueden encontrar los lectores mi libro?

4 comentarios

Archivado bajo para seguir despiertos

El eterno paradigma del talento español

Las flores de Baudelaire, de Gonzalo Garrido, sí están intentando encontrar editores extranjeros en la Feria del Libro de Frankfurt

Estos días en Frankfurt tiene lugar la feria del libro más importante del mundo, con todo el respeto que se merece la feria del libro de Londres y, cómo no, la de Guadalajara.
Autores, agentes y editores se dan cita en la ciudad alemana para, entre otras cosas, negociar derechos de autor. Sin estar en la feria, y sin realmente saber qué está triunfando este año, sí puedo afirmar que, mientras la mayoría de editores españoles atienden el certamen casi exclusivamente para adquirir derechos, un gran número de editores de todo el mundo interpretan la feria como una gran oportunidad para intentar vender los derechos de sus autores a idiomas extranjeros, sobre todo a los editores españoles, siempre los mejores clientes.
En un país con una deficitaria autoestima, los editores españoles generalmente prefieren apostar por libros que han triunfado en otros mercados, a dedicar el esfuerzo y el sacrificio que implica buscar talentos en España, potenciarlos en nuestro mercado, y luego convencer a los editores de todo el mundo que compren (y paguen mucho dinero) por el derecho a editar estos libros en sus idiomas respectivos.
Ciertamente, existen excepciones, los Zafones y Dueñas que todos los editores del mundo también editan (hay más, claro está). Sin embargo, el paradigma está servido, ya que el número de libros que se traducen del sueco al español y viceversa no es proporcional al número de personas en el mundo que hablan cada uno de estos idiomas.
Este paradigma es conocido por todos, pero esta semana me ha llegado al fondo de mi corazón y me he preguntado a mí mismo cómo los autores de este país aguantan unos editores tan propensos a ignorarlos.
Ayer, para mi sorpresa, leí una entrevista en un reputado periódico de Barcelona a una autora alemana (afincada en Barcelona desde hace nueve años) que ha escrito una novela negra para descubrirnos la parte oscura de nuestra ciudad. La había escrito en alemán y ahora está editada en castellano y catalán.
Me pregunto cómo deben sentirse las decenas de autores de novela negra que han vivido toda su vida en Barcelona y han escrito maravillosas novelas sobre esta ciudad, pero cuyas obras pasan desapercibidas por el simple hecho de llamarse Luis o Carlos y no Hank o Âssa.
No me cansaré de decirlo hasta que cuaje entre los lectores de este país. No hace falta tener nombres y apellidos impronunciables para escribir bien, armar buenas tramas, emocionar a los lectores y triunfar en todo el mundo. Pero primero, hay que triunfar en casa.

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos

Buscando autores fuera de Catalunya, una estrategia necesaria para ampliar nuestro público

Hace aproximadamente un año en Editorial Alrevés nos percatamos que nuestra cartera de autores era en su gran mayoría de Catalunya. Cierto es que tenemos algún autor mallorquín, alguno valenciano y hasta en su momento editamos a un autor gallego. Sin embargo, estaba claro que no había una buena representación de autores del resto de España.

Quizás se preguntan por qué. La respuestas es muy sencilla; nuestro círculo de contactos (nuestra red de “espías”) que nos ayudan recomendándonos manuscritos y que nos presentan autores está principalmente en el área de Barcelona. Descubrir nuevos talentos no es nada fácil. Cierto que recibimos docenas de manuscritos al mes, pero no tenemos todo el tiempo que uno desearía para poder leerlos todos. Por ende, textos y autores que vienen con la recomendación de alguno de nuestros cómplices siempre disfruta de una atención mayor.

Pero nuestra cartera de autores no estaba balanceada (aún no lo está), y había que tomar medidas drásticas para cambiar esta situación. Necesitamos autores del resto del estado para poder poco a poco ir dando a conocer nuestra marca en todo el territorio español. Con cada autor de fuera del área de Catalunya surge la emocionante oportunidad de conquistar un nuevo territorio.

Empezamos a buscar y preparar el lanzamiento de autores de otras partes del estado, y esto es precisamente lo que ha ocurrido con dos libros editados en mayo y junio de este año.

Con la publicación en mayo de Las flores de Baudelaire, del bilbaíno Gonzalo Garrido, hemos tenido la gran oportunidad de conocer a casi todos los libreros del País Vasco. No sólo hemos tenido la gran suerte de que el libro está funcionando espléndidamente tanto en el norte como en otras zonas de España, sino que además los libreros de esa zona ahora conocen mucho mejor nuestro fondo editorial y lo que es más importante, nuestros objetivos, política y filosofía.

Lo mismo ha ocurrido con la edición de Usura, del almeriense Pedro Asensio. Para apoyar su publicación hemos llevado a cabo visitas a Málaga, Granada, Almería, El Ejido y otras poblaciones de los alrededores, visitas que son la esencia de nuestro trabajo.

Además en ambos casos pudimos disfrutar de maravillosas presentaciones con los autores y su gente, todo un lujo que no tiene precio.

Nuestra expansión por el territorio español no ha terminado, ya os lo anuncio. Seguiremos trabajando para dar a conocer nuevos talentos españoles. Y sí, añadiré que seguimos pensando que en España hay el talento suficiente para no tener que buscar fuera.

3 comentarios

Archivado bajo para seguir despiertos