Archivo de la etiqueta: Carlos Quílez

MДИOS SUCIДS

ManosSucias_ALTALas actuales políticas energéticas de nuestro país se parecen demasiado a las del siglo pasado, y la realidad es que estamos en el siglo XXI (lo digo por si algún político despistado aún no se ha enterado). El esfuerzo, no sólo en nuestras fronteras, pero en todo el mundo, debería ser el de encontrar alternativas eficientes y limpias para generar energía. El petróleo es efímero, y además, es una fuente energética que a mayor velocidad de la que nos imaginamos está matando nuestro medio ambiente; Sino que se lo pregunten a los ciudadanos de cualquier área metropolitana, donde respiramos cada día un aire más envenenado.

Pero encontrar energías alternativas es costoso. Ahí el problema, vivimos en un país que recorta en investigación y promueve proyectos como la plataforma Castor sin un estudio decente, o perforar en la costa Canaria, aunque con ello al final se pierdan miles de millones de euros. ¿Pero qué demonios es eso de la investigación, verdad? Para qué investigar y liderar nuevas fuentes de energía cuando podemos conceder (sin saber muy bien cómo y seguro que con muchas comisiones que cuando se descubran ya habrán prescrito) licencias millonarias a los cada vez más millonarios empresarios.

Para acabar de adobarlo, estas políticas se llevan a cabo sin tener en cuenta la opinión pública. Es más, prohibiendo su opinión y negando los derechos a los ciudadanos a ser quién decidan. Y se llevan a cabo, además, sin importar si estas actividades pueden a corto, medio, o largo plazo afectar el medioambiente o el bienestar de las personas que viven en sus alrededores.

La realidad es que estamos a la merced de unos gobernantes que silencian a sus ciudadanos y que en despachos malolientes se reparten la riqueza de todos a costa de todos. Y sí, no todos los políticos están manchados, ni son la mayoría, lo sé. Pero los que deciden, o los que están detrás de los que deciden, sí están confabulados con políticas que ayudan a los ricos a ser cada vez más ricos para que puedan lucir sus yates con esloras cada vez más largas y sus viviendas cada día más ostentosas.

No podemos, no debemos, está prohibido mirar hacia otro lado. Hay que denunciarlas. Si apartamos la vista, los corruptos tendrán el camino aún más despejado para seguir robando y encima lo harán con total impunidad.

Casualidad, o no, la última novela de Carlos Quílez, MДИOS SUCIДS, denuncia entre otras cómo se adjudica a una petrolera un yacimiento de petróleo gracias al consentimiento y ayuda de aquellos que con sus manos sucias, nos ensucian a todos.

No es Canarias, pero lo podría ser, porque estas asquerosas manos sucias actúan con demasiada impunidad allí donde quieran, no tienen fronteras. Hoy quizá no te afecte a ti, pero de alguna manera u otra, si no hacemos algo, algún día serás la víctima.

Por esto y muchas otras razones, que llenarían una enciclopedia, yo digo también:

#NoAlasProspeccionesenCanarias

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos

¿Cara o Cruz?

Adobe Photoshop PDFMe dijo una vez un autor que la razón por la que su libro no había vendido como se merecía era debido a la decisión del editor a cambiar el título que él había propuesto. Yo me pregunté si la razón detrás de las bajas ventas no podría encontrarse en que el libro no hubiera gustado al público. En cualquier caso, tanto entonces como ahora estoy convencido de que el título de una novela no es el aspecto más importante para vender más o menos ejemplares. El contenido es la clave, no nos engañemos.

Pero lo cierto es que a menudo los editores nos encontramos con un gran dilema (uno de muchos, sea dicho de paso): ¿qué título poner a un libro?

Algunos autores vienen con un título que ellos mismos nos anuncian es indiscutible. En estas ocasiones leemos el título mil veces hasta que nosotros también estamos convencidos. Pero en otras, debido a nuestro estupor, tomamos la decisión de proponer alternativas. Intentamos razonar con el autor; ilusos nosotros, ¿verdad?

Sin embargo, el dilema del título de una novela no acaba con el autor, el mayor problema muy a menudo es interno, y es que ni nosotros nos ponemos de acuerdo en qué título adjudicar a una novela. Es algo que a veces puede ser difícil de gestionar.

ManosSucias_ALTAEn el último comité, surgió un empate técnico y total en qué título adjudicar a una obra. Parecía un conflicto laboral, y es que argumentos tenían las dos partes. En definitiva, un conundrum, palabra inglesa que describe esta circunstancia perfectamente. Y fue entonces cuando a “alguien” se le ocurrió la magnífica idea: ¿por qué no lo decidimos a cara o cruz?

Títulos, portadas, formatos, diseños… todos son importantes, muy importantes. Pero lo verdaderamente importante, lo vuelvo a repetir, es el contenido.

Y hablando de contenidos, hoy en el blog las portadas de nuestras últimas novedades de este año. El patio inglés (ya en librerías), de Gonzalo Garrido, es un cambio de registro del autor de Las flores de Baudelaire. Una obra valiente que aborda la relación de un padre con su hijo tras ver sus progenitores cómo el joven salta al vacío desde un tercer piso.

Finalmente, en noviembre vuelve Carlos Quílez, esta vez con Manos Sucias. En esta ocasión el título lo dice todo, pero las sorpresas del contenido son dignas de juzgado de guardia. La corrupción en España está más extendida de lo que te imaginas, si no me crees lee Manos Sucias.

2 comentarios

Archivado bajo para seguir despiertos

Tras ganar el Hammett, un otoño repleto de novedades

estrategiapequinesBAJA_TerceraEdiciónLa novela negra de Editorial Alrevés, y nuestro empeño en dar a conocer autores que escriben en nuestro idioma, se vio recompensada este verano cuando La estrategia del pequinés, de Alexis Ravelo, ganó el premio Dashiell Hammett de novela negra que se entrega durante la Semana Negra de Gijón.
Para todo el equipo Alrevés, ganar un premio Hammett es un orgullo, y seguiremos trabajando con nuestros autores con la esperanza de que éste no sea el último. Pero más importante, queremos felicitar a Alexis Ravelo, un autor que estamos convencidos dará mucho de qué hablar en años venideros, y me gustaría destacar que estamos seguros que no lo hará solamente en el ámbito de la novela negra.
¡Felicidades compañero!
Para este otoño, tenemos preparados lanzamientos que combinan todas nuestras colecciones.
En No-Ficción este setiembre editamos la que seguramente es la biografía y ensayo más exhaustivo sobre “la vidas” y la obra de John Fante. Escrito durante más de diez años por Eduardo Margaretto, este ensayo se lee como una novela y ayuda al lector a entender, entre otras cosas, los orígenes de este autor cuya obra ha creado un corriente de “fantianos”. Si Fante es parte de tu biblioteca, no puedes perderte esta obra: John Fante, vidas y obra.
Claudio Cerdán cambia ligeramente de registro y se adentra en la narrativa con La revolución secreta, una novela que traslada al lector en la Siberia más fría durante los últimos días de la revolución Rusa. En un contexto de extrema precariedad, aparecen degollados y descuartizados civiles y soldados tanto del ejército Rojo como el ejército Blanco que pugnan sus últimas batallas. La aparición de un misterioso personaje llamado “el Maestro” será clave para entender el origen de estos espeluznantes crímenes.
La colección Literaria sigue creciendo con la edición del número 5 y 6 de la colección. Miguel Herráez, nuestro experto en Julio Cortázar y autor de Julio Cortázar, una biografía revisada y Dos ciudades en Julio Cortázar, esta vez nos ilumina con una novela que especula acerca de los vaivenes de las ideologías y sobre la energía que las impulsa. La vida celular empieza cuando un psicólogo y profesor recibe una llamada de un antiguo compañero de la lucha antifranquista de los últimos años de la dictadura.
Gonzalo Garrido hace también un salto. Tras el tremendo éxito de Las flores de Baudelaire (finalista del Silverio Cañadas durante la Semana de Gijón del 2013), este octubre presenta El patio inglés dentro de la colección literaria. Este relato se suma a la tradición literaria –como Carta al padre, de Kafka o Demian, de Herman Hesse–, donde las relaciones paternofiliales son causa de incomprensión permanente. Una novela que fuerza al lector a reflexionar sobre cómo padres e hijos se enfrontan a su relación.
Y en noviembre vuelve Carlos Quílez con la que en sus palabras será “la gran novela sobre la corrupción en España”. Este nuevo caso de Patricia Bucana se adentra en las entrañas de un país que vive bajo la sospecha de quién está detrás de la corrupción política, judicial, policial y empresarial. Para los amantes de la novela negra Quílez nos brinda una de esas joyas que además de quitarte el aliento te revuelve el estómago sólo de imaginar que todo lo dicho podría ser de alguna u otra forma verdad. ¿El título? Esperaremos un poco antes de anunciarlo, mejor así.
La novela negra en catalán también sigue en su línea ascendente. Crims.cat publica este setiembre dos novedades.
El valenciano Juli Alandes publica con el número 13 (el de la suerte) de la colección La mirada del cocodril. Escrito con un valenciano pulcro y original, Alandes nos presenta dos tramas. La del “cocodril” un francotirador mercenario africano que confiesa sus crímenes, y los disturbios de la Primavera Valenciana, narrados por Miquel O’Malley, miembro de los Mossos d’Esquadra. Más no podemos contar sin desvelar demasiado.
Finalmente, el número 14 de crims.cat: La sang és més dolça que la mel, de Josep Torrent, la novela ganadora del I Premi Memorial Agustí Vehí de Novel·la Negra en Català que convoca la Associació En Negre, Editorial Alrevés/crims.cat, y l’Ajuntament de Tiana. El asesinato de un antiguo guarda de seguridad del Museu Dalí es el punto de partida de una trama ampurdanesa que delita al lector.
Estamos ante un final de año lleno de retos para todo el equipo de Alrevés. Espero que nos acompañéis y por encima de todo, que nuestros libros cumplan vuestras expectativas.

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos

¡Nos vamos a Gijón!

Adobe Photoshop PDFCon seis autores invitados a la Semana Negra de Gijón, y dos libros finalistas en los premios entregados por el certamen, no nos queda otra que trasladar Alrevés a Asturias, aunque sea unos días.
Los editores tenemos que creer necesariamente en lo que hacemos y en por qué lo hacemos. Debemos confiar ciegamente en nuestros autores y sus obras, y poner todo nuestro empeño en que los libros lleguen al público.
Las críticas en los medios, las opiniones de lectores y bloggers que nos hacen llegar a través de las redes sociales y las conversaciones con los libreros, nos ayudan a calibrar si hacemos las cosas razonablemente bien. Pero el mayor de los reconocimientos es el de los lectores.
Para llegar a los lectores, a veces es muy útil el reconocimiento de las personas que mejor conocen un género, como puede ser el género negro.
En 2013, nuestro cuarto año de vida, celebramos por todo lo alto que la Semana Negra de Gijón ha invitado a todos y cada uno de los autores que han publicado una novela negra con Alrevés durante el último año. Es un privilegio inmenso que reciban el reconocimiento que se merecen, y más si se trata de la Semana Negra.
Cerdos y Gallinas de Carlos Quílez optará al Premio Hammett y Las flores de Baudelaire, de Gonzalo Garrido, al Memorial Silverio Cañada. A ellos los acompañarán Susana Hernández (Contra las cuerdas), Víctor del Árbol (Respirar por la herida), Alexis Ravelo (La estrategia del pequinés) y Luis Gutiérrez Maluenda (La fiesta). Y a los autores, desde Alrevés los acompañaremos Josep Forment, Ilya Pérdigo y un servidor.
Lo dicho, nos vamos a Gijón a celebrar que la novela negra española disfruta de un gran momento de salud. Esta vez no solamente lo decimos nosotros, la Semana Negra de Gijón opina igual.

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos