Archivo de la etiqueta: Cuenca

El espejismo de Sant Jordi, Cuenca ahorca sus casas y el Euro-timo

Final de Cuenca 2016

Celebramos el final de Cuenca Negra 2016 y saludamos la edición 2017

El día 23 de abril volvimos a deleitarnos del espejismo de Sant Jordi. Durante el día mágico las masas salieron a la calle y por un momento los editores pensamos que vivimos en una sociedad lectora. La Diada fue espectacular y sin lugar a duda se vendieron miles de libros. Pero llegó el fatídico 24 y volvió la cruda realidad. En España los niveles de lectura siguen descendiendo y con un Sant Jordi al año no es suficiente, pero claro, no podemos celebrar Sant Jordi cada sábado, ¿o sí? Por favor…

En Cuenca Sergio Vera se inventó hace cuatro años el encuentro de las Casas Ahorcadas y así culminaba uno de los mejores club de lectura de novela negra de España. Sergio Vera iluminó Cuenca con un festival por donde han pasado desde Lorenzo Silva a Andreu Martín pasando por Rosa Ribas, Berna González Harbour, Víctor del Árbol, Domingo Villar, Javier Olivares, Álexis Ravelo, Jerónimo Tristante, Antonio Altarriba, Carlos Salem, Juan Ramón Biedma y un sinfín de los mejores autores y autoras del género negro, fantástico, del cómic y guionistas de toda España. Sergio Vera ha puesto a Cuenca en el mapa de la novela negra española, pero la visión de Sergio Vera choca con la ofuscación —para no decir ignorancia— de políticos incapaces de reconocer a Sergio su trabajo y dar continuidad a un festival que acerca la cultura a los conquenses. En fin, ¿por qué nos sorprendemos tanto de los bajos niveles de lectura cuando la política se dedica a torpedearla?

Y no puedo terminar sin hacer referencia al fraude que nos vende Renfe con el Euromed, un tren que en su versión más rápida viaja de Valencia a Barcelona (o viceversa) a una velocidad media de 115 Kilómetros por hora. Creo que va más rápido el Nairobi Express. Esto es un insulto a todos los que vivimos en el corredor mediterráneo, sí, este corredor que ya hace más de 2000 años crearon los fenicios, cartagineses y romanos por una razón muy simple, era la mejor manera de moverse desde la península al resto de Europa. En fin, si las cosas siguen así igual volvemos a los trenes borregueros, al menos en éstos la velocidad del viaje era el menor de tus problemas, ya que el calor, los malos olores y la incomodidad del tren absorbían toda la mala leche.

Lo dicho, del espejismo del Sant Jordi a la ceguera de los que deberían luchar por la cultura en Cuenca, a trenes que crean dudas sobre un país que parece empeñado en poner palos en sus propias ruedas antes de sentarse a pensar entre todos cómo se puede mejorar el futuro.

Nada nuevo en el horizonte,  ¿verdad?

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos, Uncategorized

Felicidades Cuenca, felicidades Víctor… Gracias Sergio

La tristezaQuiero dedicar esta entrada para felicitar al club de lectura de las Casas Ahorcadas, a Marta y África de la Diputación de Cuenca, y sobre todo a Sergio Vera, por organizar el II Encuentro de novela criminal las Casas Ahorcadas.

El certamen, celebrado el pasado fin de semana del 25 de abril,  fue una vez más una gran oportunidad para atender a interesantísimas mesas redondas y presentaciones, pero también una ocasión fantástica para compartir mesa, charlas y alguna que otra copa con autores, lectores, libreros y blogers de todo el territorio español en “vivo y en directo”, como decíamos antes.

Alexis Ravelo, Antonio Santos, Claudio Cerdán, Fernando Cámara, Javier Márquez, Jon Arretxe, José Javier Abasolo, Lorenzo Silva, Mariano Sánchez Soler, Paco Gómez Escribano y Víctor del Árbol participaron en un fin de semana de auténtico lujo.

El encuentro concluyó con la entrega del Tormo Negro a la mejor novela criminal leída por las Casas Ahorcadas en 2013. La ganadora fue La Tristeza del Samurái , de Víctor del Árbol, un manuscrito que hace ahora más de cuatro años llegó a nuestras manos gracias a nuestra amistad con Jordi Canal.

Desde la primera lectura en Alrevés supimos que estábamos ante una novela y un autor excepcional. Y el tiempo nos ha dado la razón. Los premios, se han acumulado, uno tras otro,  pero éste, el Tormo Negro, tiene un significado especial para nosotros y para Víctor, porque Cuenca y Sergio han sido desde el primer momento una de las mejores cosas que le pueden pasar a una editorial. Sergio ha sido y sigue siendo un aliado que nunca se ha mordido la lengua, que nos ha dicho cuándo estábamos, o no, ante una gran novela. Su sinceridad, es sin lugar a dudas, algo que siempre, entre otras cosas, hemos valorado y admirado infinitamente.

El encuentro de Las Casas Ahorcadas es un claro ejemplo que no solo las grandes ciudades son capaces de reunir a los autores del género noir que más admiramos.

Pero quiero hacer hincapié que para lograr organizar un certamen como el de Cuenca hace falta más. Y ese “más” es la tenacidad de Sergio Vera y su pasión por la novela negra. Sólo con una fuerza tan grande como la suya se puede hacer realidad un encuentro tan enigmático como el de Cuenca. Así que gracias Sergio, muchas gracias por tu dedicación, tu obstinación y tu cariño.

Un fuerte abrazo, compañero.

PD: Gracias a Josep Forment, editor de Editorial Alrevés y mi editor
.

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos

Cuenca y Valencia se suman al circuito de la novela negra española

Contra las cuerdas de Susana HernándezDurante los dos últimos dos fines de semana Alrevés ha participado en dos actividades de novela negra destacables por su calidad, calidez y visión de futuro.
En Cuenca Sergio Vera organizó el Primer Encuentro de novela negra Las casas ahorcadas. Allí estábamos con Víctor del Árbol y Luis Gutiérrez Maluenda, compartiendo mesas redondas, cañas (con maravillosas tapas), y encuentros gastronómicos con los lectores conquenses y una organización maravillosa. Sergio lleva años organizando encuentros entre autores y su increíble club de lectura Las casas ahorcadas. Finalmente este año gracias al apoyo de Marta Segarra y la Diputación de Cuenca, consiguió que durante la Feria del Libro de Cuenca se dedicara un amplio espacio a la novela negra. Autores, editores, blogeros y lectores tuvieron la oportunidad de compartir mesa y charlar cara a cara de novela negra y de muchas cosas más durante todo el fin de semana.
En Valencia, Jordi, Santi y todo su equipo con pocos recursos y limitado apoyo institucional organizaron durante toda la semana pasada la primera edición de Valencia Negra (VCN). Sin lugar a dudas han acertado en ubicar el certamen en el barrio de Russafa, y en conseguir la complicidad de las librerías valencianas Bibliocafé y Cosecha Roja. A Valencia viajamos desde Alrevés con Susana Hernández, cuya novela Contra las cuerdas era candidata al premio de mejor novela negra del año que otorga el festival. Ganó No llames a casa, de Carlos Zanón, pero ciertamente lo importante era estar en Valencia y apoyar al máximo esta nueva iniciativa. El encuentro además contó con la presencia de Andreu Martín, Juan Madrid, Juan Ramón Biedma, Toni Hill y muchos más. Pero más importante aún, VCN contó con mucha asistencia de público, con muchos lectores y blogeros deseosos de escuchar los autores y poder charlar con ellos también. Por cierto, terminó la fiesta con un maravilloso “arròs negre”.
¡Bravo! Felicidades a ambas iniciativas.
Nos queda el profundo deseo que ambos encuentros, que en 2013 celebraban su primera edición, se consoliden en los próximos años. Que se consoliden en Cuenca y Valencia, y que aparezcan muchos más. Son en estos encuentros donde el editor conoce a su público, el autor a sus lectores, y donde a fin de cuentas se humaniza el mundo editorial.
Y sobre todo, un último deseo: que por encima de todo apoyen a los autores que escriben novela negra en español, se lo merecen.

1 comentario

Archivado bajo para seguir despiertos