Archivo de la etiqueta: Editorial Alrevés

Los miedos del editor

29 balas y una nota de amor FRONTALComo he comentado en anteriores entradas, hace más de un año que en Alrevés junto a Marta Robles estábamos preparando el lanzamiento de SinFicción, una colección dedicada la  no-ficción criminal.

Desde el primer momento, y a pesar del entusiasmo y la creencia de que lanzar este género era una decisión acertada, nos asaltaban muchas dudas.

¿Hay un público para este tipo de género literario? ¿Acertaremos en las temáticas y en los autores y autoras para escribirlas? ¿Sabremos comunicar esta nueva aventura de manera que la noticia llegue a los lectores? ¿Nos harán caso los medios (algunas de las temáticas son muy controvertidas)? En fin, los miedos propios del editor.

Pues bien, no hace ni tres semanas que lanzamos el primer título de la colección, 29 balas y una nota de amor, y muchas de estas dudas se han disipado. Otras aún no, es cierto, pero quizá la duda más importante, la que da credibilidad a este proyecto, sí.

Existe un público para este género, hemos acertado en la temática del primer libro y la hemos clavado con su autor, Alfonso Egea.

Como editores, tras leer el manuscrito estábamos convencidos del acierto, pero necesitábamos la corroboración del público, y los lectores nos escriben alabando la obra. Algunos periodistas, entre ellos Carlos Augusto Casas, o Juan Bolea, también.

sf2.jpgAdemás, creo también que gracias al esfuerzo de todo el equipo hemos sabido comunicar muy bien las pretensiones y qué pretendemos desde el punto de vista literario y temático hacer con SinFicción.

Algunos medios han optado por ignorar nuestro lanzamiento y proyecto, ellos sabrán por qué (yo tengo mis sospechas), pero por lo general existe la percepción dentro del sector que Alrevés una vez más llena un pequeño vacío, como es el de la no-ficción criminal sobre casos ocurridos en España y escrito por nuestros autores.

Aún nos quedan muchos retos, al fin y al cabo acabamos de comenzar nuestra andanza, pero ya hemos despegado y, a pesar de algunas turbulencias, ya hemos alcanzado la velocidad de crucero.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos

Mabel Lozano y Juan Bas se coronan en Gijón

El refugio de los canallasBAJAEscribía en mi último post que es toda una quimera lanzar un nuevo sello editorial. Pero claro, aún no podía imaginarme que nuestros dos finalistas a los premios de la Semana Negra de Gijón iban a alzarse con el galardón. Un doblete en Gijón no es una quimera, es un casi imposible.

Sea como sea, Mabel Lozano ganó con El proxeneta el Premio Rodolfo Walsh a la mejor obra de no ficción de género negro; Juan Bas se alzó con El refugio de los canallas el premio Dashiell Hammett a la mejor novela de género negro.

El proxenetaFRONTAL.jpgFelicidades a Mabel y a Juan por unos premios merecidos, y felicidades a todos los otros finalistas.

Para nuestro proyecto, este es un pasito más que nos anima a seguir trabajando. A fin de cuentas los reconocimientos vienen a decirnos, digo yo, que algo estaremos haciendo bien.

Así que de Gijón nos llevamos los premios, claro que sí, pero nos llevamos también, y por encima de todo, los ratos compartidos con muchos amigos y amigas. La magia de Gijón radica ahí, en los reencuentros y las nuevas amistades que, paseando por el recinto o en la sobremesa del Don Manuel, siempre vas haciendo.

 

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos

Hnegra

portadaHnegra72Llegamos a finales de septiembre y nos preparamos para lanzar un libro muy especial por sus contenidos, tanto escritos como ilustrados, y porque es un libro que va más allá del papel.

Instigados por el insaciable Fernando Marías, hemos partido de la matemática para darle forma a un libro:

22 personajes femeninos negros + 22 autoras + 22 ilustraciones = Hnegra.

Marías nos explica la fórmula.

“En el género negro clásico los personajes femeninos eran mujeres fatales o novias redentoras. Eso hoy ha cambiado, pero aún así quisimos dedicar un libro a los personajes femeninos de género negro, y resulta coherente que esos personajes sean creador por 22 autoras de género negro.” Y esta mirada literaria “se ve poderosamente duplica en su intensidad por los 22 ilustradores que fueron convocados luego para crear sendas versiones visuales de los relatos.”

Hay libros que cruzan la frontera de la lectura y se convierten en algo más. Por eso Hnegra será, además de una experiencia lectura y visual extraordinaria, una exposición itinerante que esperamos pueda recorrer muchas espacios y lugares de todo el mundo.

Hnegra ilustración

“Demasiado negro”, por Fernando Vicente

Comenzaremos sus andadas durante el festival Granada Noir, y continuará luego en Aragón Negro, pero su recorrido, al igual que una buena novela, es incierto, así que atentos, Hnegra puede aterrizar en cualquier momento en algún lugar cerca de ti.

Gracias mil a todas las autoras e ilustradoras, y a Fernando Marías por contar con Alrevés, por su ilusión a la hora de participar en este fabuloso proyecto que va, sin lugar a duda, más allá de lo estrictamente literario.

Si no me creen léanlo y entenderán muy bien por qué.

 

Historia de una muerte © Clara Peñalver y Esteve Polls
Cómo no quererlo © Espido Freire y Arturo Elena
El plan perfecto © Nieves Abarca y Santiago Sequeiros
Tina T. © Empar Fernández y Maite López
Demasiado negro © Patricia Esteban Erlés y Fernando Vicente
Lo que no somos © Milagros Frías y Tyto Alba
Diecisiete segundos © Anna Maria Villalonga y Sagar Forniès
La inquilina © Eva Redondo y Raquel Aparicio
Viejitos felices © Marta Robles y Jorge González
La doctora Angélika Bosco © Vanessa Montfort y MBRichart
Salsas trabadas de pan y moja © Celia Blanco y Sara Morante
Sombras de carne y hueso © Cristina Higueras y Joaquín Pertierra
Regalos © Valeria Correa Fiz y Laia Arqueros
Cosa nostra © Beatriz Rodríguez y Javier Olivares
Un euro de gasolina en una botella de plástico © María Zaragoza y Dídac Pla
Hore Shakul © Paula Iwasaki y Riki Blanco
Hombres poco corrientes © Susana Hernández y Alfonso Rodríguez Barrera
Señora de la limpieza © Cristina Fallarás y Pepe Farruqo
Marcela © Mabel Lozano y Enrique Bonet
La última Victoria © Berna González Harbour y Eva Vázquez

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos

De vacaciones con Hammett

Madrid_frontera_baixaMerecidas vacaciones nos esperan al equipo Alrevés por una primera mitad de 2017 apasionante y culminada en la Semana Negra de Gijón con el premio Dashiell Hammett para Madrid:frontera. David Llorente se convirtió en el primer escritor en ganar con su primera novela negra (Te quiero porque me das de comer) el Memorial Silverio Cañada y con su segunda el Hammett.

No es una casualidad.

Felicidades, David, te lo mereces, y no lo decimos nosotros solamente.

Y entre medio no faltaron las buenas noticias. En marzo Jordi Ledesma con Lo que nos queda de la muerte compartió con Paco Gómez Escribano y su novela Manguis el premio NovelPol . También un premio muy merecido. Felicidades Jordi. Y en Valencia Negra Sebastià Bennasar se adjudicó el premio a la mejor novela negra escrita en catalán por L’imperi dels lleons. Felicitats Sebastià.

En fin, descansaremos un poco, pero advertimos que volvemos en otoño con mucha dinamita.

Setiembre

El refugio de los canallasBAJAJuan Bas irrumpe nuevamente con El refugio de los canallas, una novela ágil, muy coral y desveladora de más de medio siglo de historia en el País Vasco. A un servidor le dejó atónito y sin aliento, y estoy seguro que no defraudará a los lectores.

 

 

 

portadaHnegra72Y a finales de mes presentamos H Negra, una antología de relatos cortos dirigida por Fernando Marías que aúna 22 escritoras y 22 ilustradores en un libro dedicado a exaltar el papel de la mujer en el relato negro. Un proyecto ilusionante que no te puedes perder por la calidad literaria y artística.

 

 

Octubre

Regresa Alexis Ravelo con su extraordinario Eladio Monroy; una novela al más puro estilo Ravelo que uno no puede más que saborear sin prisas y con un solo miedo: tarde o temprano te la terminarás y te quedarás con ganas de más. Pero no se preocupen, con esta novedad de Monroy comienza una colección especial dedicada al detective canario creado por Alexis Ravelo.

El sargento Masip de Rafa Melero también regresa en octubre. Masip una vez más se enfrentará a un asesino en serie y como no puede ser de otra manera, Melero nos sorprende con giros siempre inesperados.

Noviembre

Cerraremos el año con un libro único y una historia jamás contada. Mabel Lozano, con la complicidad de Marta Robles como editora, nos sumerge en el testimonio de la vida de un proxeneta arrepentido. Un libro que no dejará indiferente al lector que descubrirá el tenebroso mundo del proxenetismo, la trama de mujeres y el sucio negocio de la prostitución. Mabel Lozano nos cuenta una historia dura y difícil de digerir, pero necesaria para luchar contra prácticas que deberían ser eliminadas de nuestra sociedad.

Sin más, felices vacaciones y felices lecturas.

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos

VLCNegra, Madrid:frontera y el público

Madridfrontera VLCNegraVolvemos de Valencia obviamente felices. Madrid:frontera de David Llorente recibió el premio Mejor Novela Valencia Negra 2016. Pero también muy contentos de haber compartido tiempo con un montón de amigos. Y por supuesto hay que felicitar a todo el equipo de Valencia Negra por una exitosa cuarta edición que según he visto ha doblado el público con respecto a la tercera. ¡Bravo! Porque el éxito de un festival se debe medir así, por cuánto público convoca.

Hablando de público, durante la cena del viernes charlé con Berna González Harbour y surgió la pregunta de si hay demasiados encuentros de novela negra. Concluimos que mientras cada festival pueda convocar un buen número de espectadores, siempre hay espacio para más. En Francia el festival de fin de semana con seis u ocho autores y cinco o seis mesas es muy común y muy factible de hacer también en España. No todo tiene que ser “semanas negras” ¿verdad?

Y si van a surgir más encuentros, Fernando Marías me comentó que quizá los festivales del género negro deberían de alguna manera u otra asociarse y coordinar no sólo las fechas, pero quizá hasta algunas actividades. Ambos sabemos que en este sector lo de llegar a acuerdos y colaborar es poco común, pero esta no es una idea descabellada. Los festivales no deberían rivalizar, hay mucho espacio para colaborar.

En definitiva, felicidades una vez más a la organización de Valencia Negra, un festival que sabe crecer y ganar adeptos. Y sí, animo a crear más encuentros siempre y cuando el objetivo sea acercar autores y lectores. O sea, que su máxima preocupación sea el público. Y por qué no, hagan caso a Fernando Marías y busquen formas de colaborar, seguro que resulta positivo.

 

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos, Uncategorized

El espejismo de Sant Jordi, Cuenca ahorca sus casas y el Euro-timo

Final de Cuenca 2016

Celebramos el final de Cuenca Negra 2016 y saludamos la edición 2017

El día 23 de abril volvimos a deleitarnos del espejismo de Sant Jordi. Durante el día mágico las masas salieron a la calle y por un momento los editores pensamos que vivimos en una sociedad lectora. La Diada fue espectacular y sin lugar a duda se vendieron miles de libros. Pero llegó el fatídico 24 y volvió la cruda realidad. En España los niveles de lectura siguen descendiendo y con un Sant Jordi al año no es suficiente, pero claro, no podemos celebrar Sant Jordi cada sábado, ¿o sí? Por favor…

En Cuenca Sergio Vera se inventó hace cuatro años el encuentro de las Casas Ahorcadas y así culminaba uno de los mejores club de lectura de novela negra de España. Sergio Vera iluminó Cuenca con un festival por donde han pasado desde Lorenzo Silva a Andreu Martín pasando por Rosa Ribas, Berna González Harbour, Víctor del Árbol, Domingo Villar, Javier Olivares, Álexis Ravelo, Jerónimo Tristante, Antonio Altarriba, Carlos Salem, Juan Ramón Biedma y un sinfín de los mejores autores y autoras del género negro, fantástico, del cómic y guionistas de toda España. Sergio Vera ha puesto a Cuenca en el mapa de la novela negra española, pero la visión de Sergio Vera choca con la ofuscación —para no decir ignorancia— de políticos incapaces de reconocer a Sergio su trabajo y dar continuidad a un festival que acerca la cultura a los conquenses. En fin, ¿por qué nos sorprendemos tanto de los bajos niveles de lectura cuando la política se dedica a torpedearla?

Y no puedo terminar sin hacer referencia al fraude que nos vende Renfe con el Euromed, un tren que en su versión más rápida viaja de Valencia a Barcelona (o viceversa) a una velocidad media de 115 Kilómetros por hora. Creo que va más rápido el Nairobi Express. Esto es un insulto a todos los que vivimos en el corredor mediterráneo, sí, este corredor que ya hace más de 2000 años crearon los fenicios, cartagineses y romanos por una razón muy simple, era la mejor manera de moverse desde la península al resto de Europa. En fin, si las cosas siguen así igual volvemos a los trenes borregueros, al menos en éstos la velocidad del viaje era el menor de tus problemas, ya que el calor, los malos olores y la incomodidad del tren absorbían toda la mala leche.

Lo dicho, del espejismo del Sant Jordi a la ceguera de los que deberían luchar por la cultura en Cuenca, a trenes que crean dudas sobre un país que parece empeñado en poner palos en sus propias ruedas antes de sentarse a pensar entre todos cómo se puede mejorar el futuro.

Nada nuevo en el horizonte,  ¿verdad?

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos, Uncategorized

¿Si compramos libros por su contenedor, realmente leemos los contenidos?

Findepoema_BAJA¿Por qué compramos libros? ¿Por qué compráis libros? Esa fue la pregunta que nos hicimos Carlos Pujol, nuestro director editorial, y yo anoche.

Alrevés siempre ha editado libros basándose en la búsqueda, captura y publicación de contenidos que creemos tienen un interés, por alguna razón u otra, para el público lector. Siempre hemos pensado que la originalidad de los textos, la calidad de los mismos y su trascendencia son la clave para captivar a los lectores. En definitiva, en Alrevés hemos sido firmes creyentes en que el contenido, y no el contenedor, es lo que el lector busca en los libros.

Sin embargo, nuestra larga experiencia nos dice que a día de hoy puede que sea el contenedor, (su forma, originalidad, diseño y vistosidad), un elemento clave a la hora de que el lector decida o no comprar un libro. ¿Significa eso que el lector ahora prefiere el contenedor al contenido? ¿Implica esto que quizá el lector ya no es tan lector? Es decir, ¿si compramos libros por su contenedor, realmente leemos los contenidos? Esta pregunta realmente no la podemos responder sin un estudio minucioso. Pero tanto para Carlos Pujol como para mi, tener en cuenta el contenedor a la hora de comprar un libro nos resulta sorprendente y por qué no decirlo, también preocupante.

Es obvio que Alrevés no puede dejar de tener en cuenta esta tendencia, pero estamos convencidos que es más importante que mantengamos nuestros principios. Nuestro proyecto está basado en la búsqueda de talentos que lo demuestran a través de sus textos y las ideas que éstos transmiten, como hemos mencionado inicialmente. Y aunque los contenedores puedan mejorar, serán siempre los contenidos los que regirán nuestra política editorial, porque así se lo merecen los verdaderos lectores, o eso creemos nosotros.

Y hablando de talentos, no puedo dejar de mencionar la última novedad de Alrevés. Fin de poema, de Juan Tallón. Una pequeña joya que a través de las últimas horas de vida de cuatro poetas (Cesare Pavese, Alejandra Pizarnik, Anne Sexton y Gabriel Ferrate) ilumina sus vidas y la lucha con su propia existencia.

4 comentarios

Archivado bajo para seguir despiertos

El primer Sant Jordi sin Josep Forment

Roger Clanchet, Gonzalo Garrido, Gregori Dolz, Carlos Pujol y Víctor del Árbol. Delante y agachado, Josep Forment

Roger Clanchet, Gonzalo Garrido, Gregori Dolz, Carlos Pujol y Víctor del Árbol. Delante y agachado, Josep Forment durante el Sant Jordi de 2013.

Hace un año, al terminar la diada de Sant Jordi, alrededor de las 20:00 horas, nos llegó la noticia que nuestro libro, Después de despedirme, Pepe Rubianes inédito, había terminado entre los cinco títulos más vendidos de no-ficción en castellano. Recuerdo como si fuera hace un rato como nos miramos a la cara Josep Forment y yo, y como esa mirada se tradujo en un abrazo fuerte, largo y sentido.

Josep y yo compartimos muchos Sant Jordis, pero en 2014 se conjuraron los astros para recompensarnos por años de trabajo juntos. No hace falta que diga que fue un momento mágico, especial y compartido por todo el equipo de Alrevés.

Josep se lleva todo el crédito. Nunca se hubiera editado un libro que hiciera tanta justicia al talento de Pepe Rubianes si no fuera por la tozudez y obstinación de Josep. Leyó prácticamente todo lo que había escrito Rubianes y poco a poco, junto con Carmen Rubianes y todo el equipo Alrevés fuimos componiendo un libro magistral y que creemos refleja el increíble talento, no sólo humorístico, pero también poético, crítico y narrativo del más grande de los galaico-catalanes que nunca ha existido.

En 2014 Josep se fue con Pepe Rubianes, y este año afrontamos el Sant Jordi sin la presencia de nuestro editor, amigo y la grandísima persona que era Josep. Lo haremos con la cabeza alta, porque así lo hubiera querido él, pero estoy seguro que en algún momento u otro, su recuerdo, su sonrisa, su sarcasmo y como no su sabiduría, a todos nos vendrá a la memoria.

Sí tenemos derecho a llorarle, sonreírle y la obligación de recordarle.

Una abraçada molt gran Josep, t’anyoro.

gori

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos

¿Cara o Cruz?

Adobe Photoshop PDFMe dijo una vez un autor que la razón por la que su libro no había vendido como se merecía era debido a la decisión del editor a cambiar el título que él había propuesto. Yo me pregunté si la razón detrás de las bajas ventas no podría encontrarse en que el libro no hubiera gustado al público. En cualquier caso, tanto entonces como ahora estoy convencido de que el título de una novela no es el aspecto más importante para vender más o menos ejemplares. El contenido es la clave, no nos engañemos.

Pero lo cierto es que a menudo los editores nos encontramos con un gran dilema (uno de muchos, sea dicho de paso): ¿qué título poner a un libro?

Algunos autores vienen con un título que ellos mismos nos anuncian es indiscutible. En estas ocasiones leemos el título mil veces hasta que nosotros también estamos convencidos. Pero en otras, debido a nuestro estupor, tomamos la decisión de proponer alternativas. Intentamos razonar con el autor; ilusos nosotros, ¿verdad?

Sin embargo, el dilema del título de una novela no acaba con el autor, el mayor problema muy a menudo es interno, y es que ni nosotros nos ponemos de acuerdo en qué título adjudicar a una novela. Es algo que a veces puede ser difícil de gestionar.

ManosSucias_ALTAEn el último comité, surgió un empate técnico y total en qué título adjudicar a una obra. Parecía un conflicto laboral, y es que argumentos tenían las dos partes. En definitiva, un conundrum, palabra inglesa que describe esta circunstancia perfectamente. Y fue entonces cuando a “alguien” se le ocurrió la magnífica idea: ¿por qué no lo decidimos a cara o cruz?

Títulos, portadas, formatos, diseños… todos son importantes, muy importantes. Pero lo verdaderamente importante, lo vuelvo a repetir, es el contenido.

Y hablando de contenidos, hoy en el blog las portadas de nuestras últimas novedades de este año. El patio inglés (ya en librerías), de Gonzalo Garrido, es un cambio de registro del autor de Las flores de Baudelaire. Una obra valiente que aborda la relación de un padre con su hijo tras ver sus progenitores cómo el joven salta al vacío desde un tercer piso.

Finalmente, en noviembre vuelve Carlos Quílez, esta vez con Manos Sucias. En esta ocasión el título lo dice todo, pero las sorpresas del contenido son dignas de juzgado de guardia. La corrupción en España está más extendida de lo que te imaginas, si no me crees lee Manos Sucias.

2 comentarios

Archivado bajo para seguir despiertos

Carlos Pujol se une al equipo Alrevés

Ha sido un verano difícil para el equipo de Editorial Alrevés. El repentino fallecimiento de nuestro editor Josep Forment el 9 de julio dejó a todo el equipo (Marc Pitarch, Roger Clanchet, Ilya Pérdigo y a un servidor) conmovidos. Josep no era sólo nuestro editor y el guía filosófico de nuestra editorial, era una extraordinaria persona y un compañero de viaje desde los inicios de nuestro proyecto, ahora hace ya 5 años.
Sustituir a un amigo es imposible. Pero en Alrevés teníamos el convencimiento que era necesario encontrar un nuevo editor que pudiera continuar trabajando el legado de Josep y con el tiempo construir el suyo. El equipo no dudó ni un momento que la persona más adecuada para llevar a cabo esta tarea es Carlos Pujol.
Conocí a Carlos Pujol días antes de conocer a Josep Forment, cuando los tres formamos parte de un proyecto editorial. Era marzo de 2007. Los tres establecimos entonces una gran amistad, un aprecio que nunca se truncó. Carlos, además, ha colaborado con nuestra editorial como editor de mesa en un buen número de títulos, como podrían ser La tristeza del samurái y Respirar por la herida, de Víctor del Árbol, Las flores de Baudelaire, de Gonzalo Garrido o La fragilidad del neón de Juan Laborda. A menudo Josep, Carlos y yo nos encontrábamos para charlar, tomar un café y discutir sobre este complejo, y por qué no decirlo, disparatado, sector del libro.
Por todas estas razones estamos increíblemente ilusionados de que Carlos Pujol aceptara nuestra propuesta y el reto de unirse a Alrevés. Carlos posee la experiencia de haber trabajado y dirigido, entre otros, sellos como Destino o Plaza y Janés, pero además, aporta su humildad y una profunda amistad que estamos seguros será clave a la hora de seguir avanzando como editorial.
Bienvenido Carlos, y gracias.

1 comentario

Archivado bajo para seguir despiertos