Archivo de la etiqueta: lectores

¿Si compramos libros por su contenedor, realmente leemos los contenidos?

Findepoema_BAJA¿Por qué compramos libros? ¿Por qué compráis libros? Esa fue la pregunta que nos hicimos Carlos Pujol, nuestro director editorial, y yo anoche.

Alrevés siempre ha editado libros basándose en la búsqueda, captura y publicación de contenidos que creemos tienen un interés, por alguna razón u otra, para el público lector. Siempre hemos pensado que la originalidad de los textos, la calidad de los mismos y su trascendencia son la clave para captivar a los lectores. En definitiva, en Alrevés hemos sido firmes creyentes en que el contenido, y no el contenedor, es lo que el lector busca en los libros.

Sin embargo, nuestra larga experiencia nos dice que a día de hoy puede que sea el contenedor, (su forma, originalidad, diseño y vistosidad), un elemento clave a la hora de que el lector decida o no comprar un libro. ¿Significa eso que el lector ahora prefiere el contenedor al contenido? ¿Implica esto que quizá el lector ya no es tan lector? Es decir, ¿si compramos libros por su contenedor, realmente leemos los contenidos? Esta pregunta realmente no la podemos responder sin un estudio minucioso. Pero tanto para Carlos Pujol como para mi, tener en cuenta el contenedor a la hora de comprar un libro nos resulta sorprendente y por qué no decirlo, también preocupante.

Es obvio que Alrevés no puede dejar de tener en cuenta esta tendencia, pero estamos convencidos que es más importante que mantengamos nuestros principios. Nuestro proyecto está basado en la búsqueda de talentos que lo demuestran a través de sus textos y las ideas que éstos transmiten, como hemos mencionado inicialmente. Y aunque los contenedores puedan mejorar, serán siempre los contenidos los que regirán nuestra política editorial, porque así se lo merecen los verdaderos lectores, o eso creemos nosotros.

Y hablando de talentos, no puedo dejar de mencionar la última novedad de Alrevés. Fin de poema, de Juan Tallón. Una pequeña joya que a través de las últimas horas de vida de cuatro poetas (Cesare Pavese, Alejandra Pizarnik, Anne Sexton y Gabriel Ferrate) ilumina sus vidas y la lucha con su propia existencia.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo para seguir despiertos

Ciertamente, señor Wylie, es doloroso defender a Amazon, pero…

Novedades Novela Negra Noviembre

Nuestras novedades de Novela Negra para Noviembre

El todopoderoso agente literario norteamericano Andrew Wylie, también conocido como “el Chacal”, animaba a los editores en un artículo esta semana a no vender libros en Amazon si no estaban contentos con los términos ofrecidos.

Sin embargo, Wylie obvia una pregunta que me hacen muy a menudo los autores de nuestra casa e imagino que a muchos otros editores: ¿Si alguien me pregunta dónde encontrará mi libro, qué les digo?

Yo le he dado muchas vueltas a esta pregunta en los últimos cuatro años, y he llegado a la conclusión que donde cualquier persona tiene más garantías de encontrar un libro editado por Editorial Alrevés a día de hoy es en Amazon. En grandes superficies y en muchas librerías independientes con o sin plataforma para la venta online, también es posible que los puedan encontrar, pero seguramente no lo tendrán en stock y muy posiblemente tarden más en enviar el ejemplar deseado.

Es triste, pero esta es la realidad.

Ciertamente, señor Wylie, es doloroso defender a Amazon, pero lo es más que nuestros posibles lectores nunca encuentren nuestros libros.

El sector del libro ha alcanzado un estado de locura incomprensible. Más que nunca, la sobreproducción que resulta de ser un mercado de oferta (no de demanda), ha creado una devolución que supera ampliamente el 50% de los libros editados. Es decir, se destruyen más libros al final del año de los que se venden, especialmente de narrativa.

Wylie también obvia que para mega editoriales el sistema de distribución actual ya les funciona a pesar de ser de una ineficacia que haría temblar cualquier ejecutivo de cualquier otra industria. A fin de cuentas, si eres Random House o Planeta, tus libros siempre, aunque sea por un corto plazo, estarán en casi todos los puntos de venta: tendrán su oportunidad, o algo parecido.

Para los pequeños editores y aquellos que hemos nacido en los últimos cuatro o cinco años, esa es una premisa inexistente. Que Wylie diga a los editores que retiren sus contenidos de Amazon es como decirles a docenas de editoriales que renuncien a un canal de venta que cada día tiene más peso.

En un sistema de distribución idéntico al de hace 75 años, la industria editorial no deja de ser cada año más ineficiente. Basada en la oferta, los editores imprimimos cantidades de libros que sabemos que prácticamente seguro no venderemos. Pero con la falsa aspiración a estar en todos los puntos de venta y tener un best-seller nos auto engañamos. Así, para poder colocar en el punto de venta 1000 ejemplares, muchos editores en España tienen que editar 2000 o ¡en ocasiones 2500 libros! Ya nos gustaría a los editores de nuestra envergadura que nuestros potenciales lectores pudieran encontrar todos nuestros libros en todas las librerías, pero esto a día de hoy ya no ocurre.

El nuevo mundo digital abre un camino distinto, y no hablo sólo del eBook, sino de la posibilidad de vender a través de portales que nos ayuden a limitar las tiradas y a gestionar mejor nuestros recursos.

El señor Wylie, como es comprensible, habla desde el pedestal, la cumbre del mundo editorial, y olvida la dificultad de darse a conocer para editores y autores que no pertenecemos a su privilegiado mundo.

De acuerdo, señor Wylie, quizá Amazon es un todopoderoso que quiere mal al autor, al lector, al librero y al editor; podríamos estar de acuerdo. Pero tiene usted alguna respuesta a la pregunta que me hacen mis autores: ¿Dónde pueden encontrar los lectores mi libro?

4 comentarios

Archivado bajo para seguir despiertos

Historia de un libro… historia de Bilbao

Detrás de nuestra última apuesta editorial, Las flores de Baudelaire, se esconde como suele ser el caso en todos los libros, una historia excepcional.

Gonzalo Garrido es el primer autor que ha llegado a nuestro catálogo gracias a la red social Twitter. Fue a través de este nuevo medio cómo conocimos a Gonzalo y establecimos el contacto. Y es que gracias a Gonzalo, y a todos nuestros seguidores y seguidoras, hemos constatado que Twitter es una herramienta con una utilidad muy práctica que puede dar frutos tan buenos como el de encontrar un gran libro.

La lectura de Las flores de Baudelaire nos descubrió un Bilbao de finales del siglo XIX y principios del siglo XX totalmente desconocido. Gonzalo nos iluminó con una prosa nítida, directa y una trama sublime para descubrir una sociedad que como bien comenta el autor, a fin de cuentas no es tan distinta a la nuestra. Y el libro, como bien demuestra su faja, convenció también a Eduardo Mendoza, todo un privilegio para nuestra pequeña “gran” Editorial Alrevés.
Pero no todo quedó ahí. Durante la presentación del libro en Bilbao y la posterior fiesta ofrecida por el autor en una maravillosa terraza, tuve la suerte y oportunidad de descubrir lectores, libreros y bilbaínos comprometidos con la cultura. Una noche memorable.

Las flores de Baudelaire es una gran oportunidad para conocer y entender mejor una ciudad de la que sabemos poco. Un viaje por una sociedad mezquina y generosa, repleta de personajes excepcionales, y un fotógrafo con una vocación de detective que nos inmersa en un mundo desconocido que al terminar la lectura sientes tuyo.

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Presentando novedades al distribuidor, los editores somos vendedores

La reunión semestral con el distribuidor es de suma importancia. Es durante esa escasa media hora que se nos concede donde debemos, con todos los medios posibles, convencer a un grupo de vendedores de que apuesten por nuestros libros.
Es una reunión difícil, donde representas al autor delante de las personas que luego serán clave a la hora de convencer a libreros y compradores de grandes superficies y cadenas de librerías de que incluyan el libro en las mesas de novedades y que apuesten por él. Que den al libro una oportunidad a llegar al público.
Una buena presentación puede ser la noche o el día para un libro.
Luego siempre quedan las visitas a los libreros, las presentaciones, los correos a libreros, el material promocional, la intervención en blogs y medios convencionales; si tienes presupuesto, también queda la posibilidad de adquirir espacios en librerías y anuncios en medios. Pero la experiencia me dice que si consigues entusiasmar a los vendedores durante el encuentro para presentar las novedades, tienes medio partido ganado, un partido que os recuerdo empiezas siempre perdiendo y que muy pocos consiguen remontar.
Mañana presentamos 10 novedades. Lo haremos a muerte porque creemos en los contenidos, en los autores, y en el trabajo que hemos hecho. Además, les presentamos nuestras apuestas, libros que consideramos tienen un público potencial muy amplio.
Hay que levantarse con una gran sonrisa, ilusión y el convencimiento de que creemos en lo que hacemos.
Como seguro que irá muy bien, lo celebraremos con Alquimia Fría.

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos

Un club de lectura es la mejor manera de percibir las sensaciones de los lectores

El viernes pasado acompañamos a Víctor del Árbol a la tertulia-merienda que finalizaba el club de lectura de La tristeza del samurái en la Biblioteca Montserrat Roig de Martorelles, en el Vallès Oriental.

Situado en el bonito valle que forma la cordillera litoral y pre-litoral de Catalunya, y rodeada de árboles y casas unifamiliares, encontramos la pequeña y agradable biblioteca, donde fuimos recibidos afectuosamente por su personal.

Puntualmente fueron llegando todos los lectores y poco a poco se fue creando la mesa redonda. La media de edad de los lectores debía superar los 50 años, una vez más constatando que la lectura está en peligro.

Sea como fuera, la tertulia fue una experiencia muy enriquecedora. Un club de lectura es la mejor oportunidad para que un autor pueda percibir en primera persona cómo sus novelas son digeridas por los lectores; para un editor es una magnífica ocasión para entender qué busca el lector en los libros.

Algunos de los lectores de este club de lectura mostraron una capacidad increíble para interpretar la novela de Víctor, analizando los personajes y la trama de forma magistral.

Opiniones habían muchas, pero en general todos concluyeron que La tristeza del samurái era una novela de una calidad y complejidad extraordinaria, y eso a pesar de la dureza de la trama. Fue quizás la crueldad de la trama y de algunos de sus personajes lo que más impactó a los lectores. Sin embargo, ni Víctor ni nosotros buscábamos la aprobación de los lectores, sino conocer sus impresiones, fueran las que fueran.

Constatamos una vez más que un club de lectura es la mejor manera de percibir las sensaciones de los lectores al leer una novela, una información de un valor incalculable.

También constatamos que cuando aparecen las pastas y el café, el club de lectura ha terminado.

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos

Predicciones fallidas pero una realidad: el eBook

La semana pasada os conté que existe un antídoto para la devolución, ese fantasma omnipresente que nos persigue a todos los editores.

Sin embargo, no voy a hablar de esa vacuna hoy. Prefiero comentar un poco por encima una fórmula nueva y eficaz que evita totalmente la devolución: El temido libro electrónico.

Ya hace años que todos estamos impacientes por saber qué ocurrirá con el libro electrónico, cómo afectará a los editores, a los libreros y cómo no, a los lectores. La realidad es que la implementación de esta tecnología está siendo extremadamente lenta y hasta la fecha nadie (en mi opinión) ha acertado con sus pronósticos.

El eBook sigue siendo a día de hoy un negocio minoritario para las editoriales (al menos en España), pero una tendencia que todos debemos implementar. Alrevés convierte a eBook prácticamente todos los libros que edita, si más no aquellos que tenemos derechos y pensamos que pueden tener un público en ese formato. La realidad es que de facturar 10€ al mes hace un año con la venta de eBooks, hoy facturamos entre 75€ y 100€ mensuales. Un incremento exponencial muy importante, ya que si este crecimiento continúa al mismo ritmo, pronto podríamos facturar mensualmente 1000€, y eso ya son números respetables.

El eBook, sin embargo, nos tiene a todos en vilo, sobre todo por el temor a la piratería. Pero en mi humilde opinión, la piratería de los libros en los tiempos que corren no se puede evitar de ninguna manera, y por lo tanto lo más lógico es que desarrollemos lo mejor posible la tecnología electrónica, así como una equitativa distribución. No cabe duda que el que más debe temer el eBook es el librero y el distribuidor, ya que para el editor con una tecnología avanzada y canales de distribución adecuados, el eBook reporta beneficios.

Sí, el eBook para el editor tiene un gran beneficio. Al imprimir menos ejemplares en papel, reducimos considerablemente el riesgo económico. El eBook si se vende o no tiene un coste de producción muy bajo y único. Imprimir, a pesar de las nuevas tecnologías y la mejora que representa la imprenta digital y el libro bajo demanda, sigue comportando un riesgo muy elevado. Millones de libros acaban en las trituradoras anualmente, algo que el eBook puede ayudar a reducir.

El debate está servido desde hace años. Como editor debo potenciar la tecnología electrónica. Quizás el mayor dilema al que el editor se enfrenta, es la comunicación. Los escaparates y libreros son clave en cómo damos a conocer un libro hoy, eso, con el tiempo, va a ir a menos. Tenemos que reinventar cómo llegamos al público.

El librero y el libro en papel deben seguir y seguirán, y los editores como Alrevés, seguiremos apoyando al librero. Pero una parte cada vez mayor del pastel se la irá llevando la venta electrónica y el que no lo asuma, lo tendrá más difícil.

Lo más importante es que estoy convencido de que si lo hacemos bien, todos podemos salir ganando.

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos