Archivo de la etiqueta: novela negra

VLCNegra, Madrid:frontera y el público

Madridfrontera VLCNegraVolvemos de Valencia obviamente felices. Madrid:frontera de David Llorente recibió el premio Mejor Novela Valencia Negra 2016. Pero también muy contentos de haber compartido tiempo con un montón de amigos. Y por supuesto hay que felicitar a todo el equipo de Valencia Negra por una exitosa cuarta edición que según he visto ha doblado el público con respecto a la tercera. ¡Bravo! Porque el éxito de un festival se debe medir así, por cuánto público convoca.

Hablando de público, durante la cena del viernes charlé con Berna González Harbour y surgió la pregunta de si hay demasiados encuentros de novela negra. Concluimos que mientras cada festival pueda convocar un buen número de espectadores, siempre hay espacio para más. En Francia el festival de fin de semana con seis u ocho autores y cinco o seis mesas es muy común y muy factible de hacer también en España. No todo tiene que ser “semanas negras” ¿verdad?

Y si van a surgir más encuentros, Fernando Marías me comentó que quizá los festivales del género negro deberían de alguna manera u otra asociarse y coordinar no sólo las fechas, pero quizá hasta algunas actividades. Ambos sabemos que en este sector lo de llegar a acuerdos y colaborar es poco común, pero esta no es una idea descabellada. Los festivales no deberían rivalizar, hay mucho espacio para colaborar.

En definitiva, felicidades una vez más a la organización de Valencia Negra, un festival que sabe crecer y ganar adeptos. Y sí, animo a crear más encuentros siempre y cuando el objetivo sea acercar autores y lectores. O sea, que su máxima preocupación sea el público. Y por qué no, hagan caso a Fernando Marías y busquen formas de colaborar, seguro que resulta positivo.

 

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos, Uncategorized

El espejismo de Sant Jordi, Cuenca ahorca sus casas y el Euro-timo

Final de Cuenca 2016

Celebramos el final de Cuenca Negra 2016 y saludamos la edición 2017

El día 23 de abril volvimos a deleitarnos del espejismo de Sant Jordi. Durante el día mágico las masas salieron a la calle y por un momento los editores pensamos que vivimos en una sociedad lectora. La Diada fue espectacular y sin lugar a duda se vendieron miles de libros. Pero llegó el fatídico 24 y volvió la cruda realidad. En España los niveles de lectura siguen descendiendo y con un Sant Jordi al año no es suficiente, pero claro, no podemos celebrar Sant Jordi cada sábado, ¿o sí? Por favor…

En Cuenca Sergio Vera se inventó hace cuatro años el encuentro de las Casas Ahorcadas y así culminaba uno de los mejores club de lectura de novela negra de España. Sergio Vera iluminó Cuenca con un festival por donde han pasado desde Lorenzo Silva a Andreu Martín pasando por Rosa Ribas, Berna González Harbour, Víctor del Árbol, Domingo Villar, Javier Olivares, Álexis Ravelo, Jerónimo Tristante, Antonio Altarriba, Carlos Salem, Juan Ramón Biedma y un sinfín de los mejores autores y autoras del género negro, fantástico, del cómic y guionistas de toda España. Sergio Vera ha puesto a Cuenca en el mapa de la novela negra española, pero la visión de Sergio Vera choca con la ofuscación —para no decir ignorancia— de políticos incapaces de reconocer a Sergio su trabajo y dar continuidad a un festival que acerca la cultura a los conquenses. En fin, ¿por qué nos sorprendemos tanto de los bajos niveles de lectura cuando la política se dedica a torpedearla?

Y no puedo terminar sin hacer referencia al fraude que nos vende Renfe con el Euromed, un tren que en su versión más rápida viaja de Valencia a Barcelona (o viceversa) a una velocidad media de 115 Kilómetros por hora. Creo que va más rápido el Nairobi Express. Esto es un insulto a todos los que vivimos en el corredor mediterráneo, sí, este corredor que ya hace más de 2000 años crearon los fenicios, cartagineses y romanos por una razón muy simple, era la mejor manera de moverse desde la península al resto de Europa. En fin, si las cosas siguen así igual volvemos a los trenes borregueros, al menos en éstos la velocidad del viaje era el menor de tus problemas, ya que el calor, los malos olores y la incomodidad del tren absorbían toda la mala leche.

Lo dicho, del espejismo del Sant Jordi a la ceguera de los que deberían luchar por la cultura en Cuenca, a trenes que crean dudas sobre un país que parece empeñado en poner palos en sus propias ruedas antes de sentarse a pensar entre todos cómo se puede mejorar el futuro.

Nada nuevo en el horizonte,  ¿verdad?

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos, Uncategorized

La Semana Negra de Gijón promete continuidad

Las flores de Baudelaire 3ª EdiciónTerminó la Semana Negra de Gijón: autores, editores, libreros, periodistas, lectores y, muy importante, también blogeros y apasionados del género, nos dimos cita en Asturias; una vorágine de amantes de la novela negra disfrutando de la convivencia absoluta; una experiencia única, incomparable y valedora de su reputación.
Las percepciones siempre son complejas y nunca realmente coincidimos: Sin embargo, a pesar de los recortes económicos y las circunstancias adversas, Gijón y su Semana continúan, a mi parecer, representando lo mejor del espíritu de ese género que llamamos negro y que nadie realmente sabe cómo definir. La oscuridad del negro jamás permitirá percibir cuál es la realidad y dónde está la ficción.
Taibo ya no está al frente, pero asistió como invitado y con él pudimos compartir algún intercambio de pareceres; en este género no coincidimos ni con los gurús. Tanto negro impide afortunadamente distinguir lo real de lo surrealista; es la ambigüedad la que garantiza la continuidad del género y me atrevo a decir su razón de existir. En el mundo generalmente no hay malos y buenos, sólo desafortunados, víctimas y verdugos.
Nos vamos de Gijón convencidos que existe una nueva generación de autores que escriben en castellano que merecen nuestra atención, como editores, claro está, pero sobre todo como lectores: Luján, Ravelo, de los Santos, Sipán, Hernández, Saccomanno, del Árbol, Calvo, del Valle, Arretxe, Garrido, Convertini y muchos más que seguro olvido.
El nuevo equipo de Gijón ha demostrado su capacidad para mantener el listón alto. Seguro que en el 2014 Gijón volverá a reunir a todos aquellos que amamos el género negro, y deseamos compartir una vez más las discrepancias. Quizás en el 2014 llegaremos a una conclusión certera de qué demonios es la Novela Negra, aunque lo dudo.

3 comentarios

Archivado bajo para seguir despiertos

Cuenca y Valencia se suman al circuito de la novela negra española

Contra las cuerdas de Susana HernándezDurante los dos últimos dos fines de semana Alrevés ha participado en dos actividades de novela negra destacables por su calidad, calidez y visión de futuro.
En Cuenca Sergio Vera organizó el Primer Encuentro de novela negra Las casas ahorcadas. Allí estábamos con Víctor del Árbol y Luis Gutiérrez Maluenda, compartiendo mesas redondas, cañas (con maravillosas tapas), y encuentros gastronómicos con los lectores conquenses y una organización maravillosa. Sergio lleva años organizando encuentros entre autores y su increíble club de lectura Las casas ahorcadas. Finalmente este año gracias al apoyo de Marta Segarra y la Diputación de Cuenca, consiguió que durante la Feria del Libro de Cuenca se dedicara un amplio espacio a la novela negra. Autores, editores, blogeros y lectores tuvieron la oportunidad de compartir mesa y charlar cara a cara de novela negra y de muchas cosas más durante todo el fin de semana.
En Valencia, Jordi, Santi y todo su equipo con pocos recursos y limitado apoyo institucional organizaron durante toda la semana pasada la primera edición de Valencia Negra (VCN). Sin lugar a dudas han acertado en ubicar el certamen en el barrio de Russafa, y en conseguir la complicidad de las librerías valencianas Bibliocafé y Cosecha Roja. A Valencia viajamos desde Alrevés con Susana Hernández, cuya novela Contra las cuerdas era candidata al premio de mejor novela negra del año que otorga el festival. Ganó No llames a casa, de Carlos Zanón, pero ciertamente lo importante era estar en Valencia y apoyar al máximo esta nueva iniciativa. El encuentro además contó con la presencia de Andreu Martín, Juan Madrid, Juan Ramón Biedma, Toni Hill y muchos más. Pero más importante aún, VCN contó con mucha asistencia de público, con muchos lectores y blogeros deseosos de escuchar los autores y poder charlar con ellos también. Por cierto, terminó la fiesta con un maravilloso “arròs negre”.
¡Bravo! Felicidades a ambas iniciativas.
Nos queda el profundo deseo que ambos encuentros, que en 2013 celebraban su primera edición, se consoliden en los próximos años. Que se consoliden en Cuenca y Valencia, y que aparezcan muchos más. Son en estos encuentros donde el editor conoce a su público, el autor a sus lectores, y donde a fin de cuentas se humaniza el mundo editorial.
Y sobre todo, un último deseo: que por encima de todo apoyen a los autores que escriben novela negra en español, se lo merecen.

1 comentario

Archivado bajo para seguir despiertos

El eterno paradigma del talento español

Las flores de Baudelaire, de Gonzalo Garrido, sí están intentando encontrar editores extranjeros en la Feria del Libro de Frankfurt

Estos días en Frankfurt tiene lugar la feria del libro más importante del mundo, con todo el respeto que se merece la feria del libro de Londres y, cómo no, la de Guadalajara.
Autores, agentes y editores se dan cita en la ciudad alemana para, entre otras cosas, negociar derechos de autor. Sin estar en la feria, y sin realmente saber qué está triunfando este año, sí puedo afirmar que, mientras la mayoría de editores españoles atienden el certamen casi exclusivamente para adquirir derechos, un gran número de editores de todo el mundo interpretan la feria como una gran oportunidad para intentar vender los derechos de sus autores a idiomas extranjeros, sobre todo a los editores españoles, siempre los mejores clientes.
En un país con una deficitaria autoestima, los editores españoles generalmente prefieren apostar por libros que han triunfado en otros mercados, a dedicar el esfuerzo y el sacrificio que implica buscar talentos en España, potenciarlos en nuestro mercado, y luego convencer a los editores de todo el mundo que compren (y paguen mucho dinero) por el derecho a editar estos libros en sus idiomas respectivos.
Ciertamente, existen excepciones, los Zafones y Dueñas que todos los editores del mundo también editan (hay más, claro está). Sin embargo, el paradigma está servido, ya que el número de libros que se traducen del sueco al español y viceversa no es proporcional al número de personas en el mundo que hablan cada uno de estos idiomas.
Este paradigma es conocido por todos, pero esta semana me ha llegado al fondo de mi corazón y me he preguntado a mí mismo cómo los autores de este país aguantan unos editores tan propensos a ignorarlos.
Ayer, para mi sorpresa, leí una entrevista en un reputado periódico de Barcelona a una autora alemana (afincada en Barcelona desde hace nueve años) que ha escrito una novela negra para descubrirnos la parte oscura de nuestra ciudad. La había escrito en alemán y ahora está editada en castellano y catalán.
Me pregunto cómo deben sentirse las decenas de autores de novela negra que han vivido toda su vida en Barcelona y han escrito maravillosas novelas sobre esta ciudad, pero cuyas obras pasan desapercibidas por el simple hecho de llamarse Luis o Carlos y no Hank o Âssa.
No me cansaré de decirlo hasta que cuaje entre los lectores de este país. No hace falta tener nombres y apellidos impronunciables para escribir bien, armar buenas tramas, emocionar a los lectores y triunfar en todo el mundo. Pero primero, hay que triunfar en casa.

Deja un comentario

Archivado bajo para seguir despiertos

En 2012 continuaremos defendiendo los autores españoles, en castellano y en catalán

Para terminar el año, una entrada para presentaros lo que se avecina en Alrevés para el inicio de 2012
Empezamos con novedades tempraneras. En enero lanzamos la colección de novela negra en catalán crims.cat con los dos primeros volúmenes. Con una web, un manifiesto, un diseño, portadas innovadores y autores de gran calidad, esperamos poder crear un espacio que ofrezca una oportunidad a los escritores y lectores de este género en catalán.
En febrero llega El día menos pensado, una historia apasionante sobre el alzhéimer, que acompañamos con El despertar del sol, un libro para todos aquellos que quieran reinventarse. Celebraremos el febrero con Alquimia fría, firmado por Leo Coyote y J.Mª Gotarda. Aquí encontraréis historias y las mejores recetas del Dry Martini, todo con muchas ilustraciones.
En marzo Narcolepsia, de Jordi Ledesma, os maravillará con la vida de un joven barcelonés que poco a poco se convierte en un traficante de drogas clave en la distribución mundial de la cocaína. Para los amantes de Luís Gutiérrez Malunda y la novela negra, llega la segunda entrega del detective Atila. Lleno de humor negro e ironía, Malunda no defraudará a sus lectores. El café de la luna nos adentra en la vida de un grupo de personas que buscan su lugar en un mundo. Y cerraremos el trimestre con crims.cat 2.0, otra nueva antología de relatos negros en catalán que demuestra que aquí también hay novela negra de primer orden.
Con mucha ilusión, Alrevés sigue adelante con un proyecto y un gran lema: aquí, en nuestro país, en castellano y en catalán, hay autores que merecen un sello que les defienda, que apueste por ellos, y que no se rinda. Feliz año y felices lecturas.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¿Existe realmente un mercado para los libros en español en Estados Unidos?

Editorial Alrevés firmó ayer en Chicago un contrato de distribución para nuestros libros en español en Estados Unidos con Independent Publishers Group (IPG). ¿Pero realmente existe un mercado para estos libros en Estados Unidos? La respuesta es sí, pero por razones varias, y en algún caso, distintas a las que uno pueda imaginar.
La demanda de libros (en cualquier formato existente) en español en Estados Unidos no se debe tanto a una creciente masa lectora de hispanos, que también la hay, pero sobre todo se debe a la escasez histórica de literatura escrita en castellano en ese país.
Es decir, el español es el idioma más estudiado en las universidades e institutos norteamericanos desde hace casi dos décadas, sin embargo la mayoría de las bibliotecas de los institutos y universidades aún tienen un número de títulos en francés, alemán o hasta en italiano mayor que en español. Lo mismo ocurre en bibliotecas públicas locales, estatales y federales y en instituciones privadas.
La brecha es cada vez menor, pero aún queda mucho recorrido, y por ende los libros en español tienen en Estados Unidos un mercado no sólo en pleno crecimiento, pero sobre todo muy serio, bien organizado y capacitado para absorber un gran número de ejemplares.
En cuanto al género, me quedó muy claro durante la reunión con IPG que la no-ficción y el ensayo son los que más venden, ya que son este tipo de títulos los que más buscan las bibliotecas e instituciones que he mencionado anteriormente.
En cuanto a la venta directa a lectores en librerías, el crecimiento personal y los libros relacionados con la salud y el bienestar son los que tienen más éxito en castellano. Esto es algo que tampoco me sorprendió teniendo en cuenta que el perfil del lector hispano en Estados Unidos es similar al centroamericano. Consecuentemente, la novela negra y la ficción en castellano serán los géneros más difíciles de introducir. Añadiré que lo mismo ocurre en España, donde una novela si no vende de inmediato tiene los días contados.
En definitiva, firmamos el contrato y nos disponemos a penetrar este mercado, aunque deberemos ser muy pacientes. Nuestros libros no estarán en Estados Unidos hasta el 2013 porque en IPG ya trabajan en el catálogo de finales del 2012 y nosotros ya no estamos a tiempo de entrar. Así de planificado es el mercado estadounidense.

3 comentarios

Archivado bajo para seguir despiertos